BARCELONA

Víctor Font: "Es impensable el modelo Superman de Laporta"

"Nosotros somos proyecto, él marketing; con nostalgia no se puede construir el futuro", dice Víctor Font en una entrevista a As. "Tengo hecha la agenda para el 25 de enero", asegura el candidato convencido de su triunfo.

Víctor Font: "Es impensable el modelo Superman de Laporta"
Joan M. Bascu DIARIO AS

Víctor Font (1972), empresario catalán y líder de la plataforma Sí al Futur, es el candidato que más tiempo lleva trabajando en un proyecto a la presidencia en el Barça. No sólo se define como el cambio y el "foc nou", lema de su campaña; también como la modernidad. Recbe a As en su sede de campaña, en el hotel Olivia en el cruce de dos emblemáticas calles de la ciudad, Balmes y Provença.

-Después de tanto tiempo preparándose, ¿este mundo electoral es como usted imaginaba o alucina cada día?

-Hay partes que ya las había vivido aunque no estuviese en primera fila. Pero sí que es verdad que en estos últimas días, hay cosas que me sorprenden. La politización y los intereses; y cómo se acerca gente..., no deja de ser sorprendente.

-En este sentido, este miércoles presentó a Xavi y a Jordi Cruyff para su proyecto deportivo. Este último hizo un tuit matizando que todavía no está en este equipo.

-Ya habíamos explicado que Jordi está con contrato en China y se debe a su club. No se sabe quién ganará las elecciones. Xavi ha hecho una apuesta por Jordi, pero no es necesario que tome partido en el proceso electoral en un momento en el que tiene contrato con un club y obligaciones. Ya lo habíamos explicado.

-¿Pero entiende que puede utilizarse para crear controversia? A nivel de comunicación sí puede estimularla.

-Sí, porque el marco mental tradicional es este. Estás conmigo o contra mí. Nosotros lo hemos dicho siempre. Xavi y Jordi Cruyff son activos del Barça. Lo que pasa, es que lo que sí es un activo de Sí al Futur es haber trabajado el proyecto y entender qué rol deben tener para que el proyecto sea exitoso. Y eso lo hemos explicado nosotros y lo hemos consensuado con ellos y lo que debe interesar al socio. Yo ya digo que si nosotros ganamos las elecciones, el organigrama que hemos presentado se implementará con toda certeza.

-En medio de ese proyecto deportivo está Koeman.

-Si escucháis aquellas declaraciones del verano, yo cometí el error de ser muy contundente y decir que Koeman no seguiría. Pero ese "no seguirá" quería decir que lo importante aquí es que se implemente la estructura de trabajo. Pero en esta estructura, Koeman, que ahora es el entrenador, quedaría mejor acompañado de lo que está ahora. Si ha de haber cambios en personas concretas de esta estructura, es la misma esructura quien lo decidirá.

-Es decir, que Koeman puede saltar en verano si no hay buenos resultados aunque apariciese en ese organigrama que presentó el miércoles.

No es que nuestro proyecto sea el más trabajado; es que es el único"

-Pues habrá que hacer cambios. Habrá otros profesionales que sí hay que reemplazar dentro de esa estructura, serán reemplazados.

-¿La figura de manager general de Xavi debe ser entendida como en Inglaterra?

-Sí. Es el último responsable del equipo de fútbol y puede ser entrenador del primer equipo. Aquí, nosotros creeemos que, en el caso de Xavi, el Barça tiene un activo único. Una persona que tiene un talento, unas capacidades únicas. Tenemos que crear las condiciones para evitar que tengamos, con Xavi, otro caso Pep Guardiola. Que entrena, se vacía, y se marcha porque quiere continuar siendo entrenador en otro sitio. Tenemos que asegurar que en los próximos diez o quince años, por no decir más, Xavi sea parte del proyecto deportivo del club. Y en esa función de general manager puede tener esa responsabilidad.

-Hace tiempo avanzó que se acercaba la tormenta perfecta.

-Se ha perfeccionado todavía más...

-¿Y va a amainar o todavía puede ser peor?

-Hombre, creo que de aquí tenemos que ir a mejor. Las elecciones nos dan la posibilidad de hacer fuego nuevo y de crear un equipo nuevo que, en el sentido que nosotros controlamos, nos permitan ver la luz. Pero también hay factores que no se controlan como la pandemia. A partir de 2021, no tengo duda de que el Barça resurgirá.

-Su proyecto es el más trabajado, al menos en el tiempo.

-Es el único.

-La pregunta es. Con tanto trabajo y tanto tiempo que le ha dedicado, ¿está en la situación que esperaba o al ser las elecciones del Barça tan especiales no ha ganado ventaja?

Entrevista Victor Font precandidato presindecia FC BarcelonaVíctor Font, entrevistado por los redactores de As.

-Nosotros teníamos muy claro que tener el proyecto trabajado no implicaba tener ventaja electoral. Eso nos lo explicaba todo el mundo, que con proyectos no se ganan las elecciones. Y seguramente por esto, no hay ningún precandidato que crea que es necesario preparar un proyecto como lo hemos hecho nosotros. Pero para nosotros era un requisito fundamental porque intuíamos que el club estaba en una situación de complejidad máxima y que sin proyecto, y eso quiere decir tener un plan de gobierno claro, el riesgo sería grande. Una vez hecho el proyecto, pues nos estamos centrando en ganar las elecciones.

-Hace unos años tuvimos oportunidad de compartir un almuerzo. Usted fue el primero que habló del Barça post-Messi y, sobre todo, que habló de un Barça que debía pensar en 2030...

-Con dos objetivos, si se acuerdan. Mantener el modelo de propiedad y seguir ganando Champions. Es decir, ser competitivos teniendo el club en propiedad de los socios y socias cuando esta generación ganadora ya no exista.

-¿Pero se ha adelantado ese momento? ¿El Barça post-Messi tiene que llegar antes?

-No, no. Para nada. De hecho, nuestro objetivo es que Leo continúe estando y continúe liderando el equipo en el campo mientras él quiera seguir jugando. Lo que sí es que, cuando hablábamos del Barça post-Messi, seguramente la mejor forma de definirlo es el Barça post-generación única de futbolistas. Y eso no pasa de un día para otro. Estaban Xavi, Iniesta, Puyol, Piqué, Busquets... Y esta transición no es de un día para otro, pasa en un tiempo. Por eso es imprescindible tener proyecto y tener claro cómo hacerlo. Es lo que Messi nos contó en agosto, que dijo ostras, aquí no hay proyecto, se van dando bandazos, se ponen parches. Esa era su frustración. En eso hemos estado.

-¿Cómo interpretó las declaraciones del argentino en la entrevista con Jordi Évole?

-Pues positivamente, porque es consistente con lo que hemos explicado. A corto plazo, confirma que si hay un proyecto deportivo de nivel puede seguir. Y otra, que él expresa abiertamente el deseo de hacer realidad lo que para nosotros es tan estratégico. Y eso que la alianza Messi-Barça se haga larga en el tiempo.

-¿Y si quiere ser director deportivo qué hacemos con Jordi Cruyff?

(risas). Bueno, de aquí a que Messi esté en disposición de ser director deportivo habrán pasado muchas cosas. Cada cosa a su tiempo. Pero la buena noticia es que sepamos que Messi quiere seguir vinculado al Barça a largo plazo.

-Si Messi sigue en el campo, habrá que renegociar su contrato.

"Recibí muy positivamente lo que dijo Messi; si hay proyecto puede seguir"

-Sabemos que la situación económica es muy crítica y por eso hay preparado un plan de choque como parte del plan de gobierno que incluye tanto refinanciar la deuda a corto plazo porque n hay dinero para pagar, como reestructurar los gastos y la masa salarial. Es decir, el año que viene no tendremos ingresos suficientes como para pagar a la plantilla actual.

-Es decir, hay que bajar sueldos.

-Sí, tienes que cambiar, renovar plantillas. Habrá que vender jugadores con sueldos altos, traer a jugadores que cobren menos, renegociar contratos... Es parte de este plan de los 100 días de gobierno.

¿Qué opinón tiene del crédito de Goldman Sachs?

-Es una propuesta que está sobre la mesa. Hay que estudiarlo. Pero lo que me gusta es que parece que no hay garantías contra el financiamiento y que no pones en riesgo el patrimonio del club. Pero parece que el coste de la financiación es alto. Por la información que tenemos, habría que intentar mejorarlo. Hemos trabajado con esquemas similares. El Espai Barça se podrá financiar.

-Pero si usted le cede 8000 millones de dólares a alguien, será con una contraprestación. En parte, querrá controlar el proceso y, por ende, al club.

-Por lo que se nos ha explicado, la cantidad de negocia que ellos se pueden llevar del negocio del Espai Barça es muy elevado. Eso puede poner en riesgo o limitar una de las fuentes de crecimiento que podríamos tener. Y luego, parece que Goldman Sachs podría influir en la gestión y por eso hay que leer la letra pequeña y ver qué quiere decir eso porque eso puede limitar la independencia del Barça.

-No está siendo muy de nombres propios pero hay uno, Neymar, en la que usted disiente de su manager general. A Xavi le gusta y lo ficharía, usted no. ¿Qué hacemos?

-Lo hemos hablado varias veces esto. Cuando explicamos el modelo deportivo que queremos impulsar, que es que los directivos no fichen como ha pasado siempre y que lo hagan quienes más saben, Neymar puede ponerse como ejemplo de esto. La dirección deportiva puede decidir que Neymar interesa y que hay que ficharlo porque se necesita un extremo que genere superioridades y que es un jugador único en el uno contra uno. Pero en la Junta diríamos que ni económicamente, por el coste que tiene, ni institucionalmente puede venir un jugador que te ha dejado tirado y que tienen no se cuántos pleitos contra el Barça.

-Según ese área de comportamiento que liderará Toni Ndal, Neymar no cabe.

Entrevista Victor Font precandidato presindecia FC BarcelonaVíctor Font, en un momento de la entrevista.

-Ya digo, no es sólo tema de comportamiento; es también un tema económico e institucional.

-O sea, la Junta no decidirá a quién se ficha pero sí a quién no se ficha.

-Correcto.

-Jordi Farré dijo que durante la moción de censura no le había visto, que no estaba implicado. Tiene su turno de réplica.

-Hombre, nosotros colaboramos en 5.000 firmas...No sé cuántas excactamente pero nosotros, que siempre hemos sido partidarios de la estabilidad institucional, nos pusimos del lado de la moción porque era una plataforma transversal de socios. Y hemos creído siempre en el fuego nuevo. Poner en marcha un proyecto nuevo es urgente. Desde el 2-8 de Lisboa hemos perdido tiempo. Pero pusimos dos condiciones. Uno era que ningún precandidato hiciese uso del voto de censura con fines electorales. Sólo queríamos dar apoyo a grupos de opinión. Y queríamos que fuese lo más transversal posibles. No queríamos salir en la foto ni cuando nadie daba un euro porque saliese; pero tampoco cuando fue un exitazo. Pero nosotros sí pusimos nuestros servicios y nuestra comunidad al servicio de la moción.

-Estuvo muy deportivo con Laporta cuando colgó su lona en Madrid, ¿ha aceptado que les gana a todos en carisma?

-Esto es muy relativo. No lo sé, cuando tienes la capacidad de montar un proyecto como el que hemos montado, con gente como Antoni Bassas, el doctor Cugat o Toni Nadal, que nunca se hubieran planteado trabajar para el Barça porque tienen otras cosas que hacer en la vida, pues tienes que tener visión, carisma y liderazgo. La pancarta fue un movimiento de marketing buenísimo y muy laportiano, pero el club necesita capacidad de gestión y solvencia contrastada en este aspecto por parte de quien lo lidere. Necesita un plan. Con una pancarta no se resuelven los problemas.

-¿Entiende su posición frente a Laporta como la confrontación de un proyecto ante un eslógan?

-Sí, de hecho es proyecto contra marketing o eslógan. O al menos es lo que se ha visto en lo que llevamos de precampaña. Nosotros llevamos mucho tiempo dando detalles, nombres, enseñando estructuras, explicando cómo cambiaremos el modelo de gobierno y de toma de decisiones.

-¿Cree que la campaña se endurecerá?

"No se puede gobernar desde la nostalgia; nosotros somos proyecto y él, eslogan y marketing. Una pancarta no soluciona los problemas"

-Por nuestra parte, vamos a estar centrados en explicar y tratar de convencer del proyecto a los socios. No por mérito nuestro, sino porque somos los únicos que hemos trabajado antes. Nuestros adversarios no han hecho lo que hemos hecho nosotros. Deseamos que sea limpia.

-Rousaud ha estado en la junta, Freixa también, Laporta fue presidente, Benedito lleva años en el entorno electoral y usted llega de nuevo, ¿es un valor añadido o un hándicap?

-Esto va de pasado contra futuro clarísmamente. Sin duda, estamos picando piedra contra la nostalgia. Hay gente que dice que esto es un Laporta contra Font, pero lo que es evidente es que es un modelo de futuro que lleva el club al Siglo XXI contra, pase quien pase las firmas, gestionar el club como se ha gestionado hasta ahora. Intentar hacer creer a la gente que en 2021 podrás hacer lo mismo que en 2003, cuando Ansu Fati y Pedri estaban naciendo es no entender que el mundo ha cambado, incluso en los últimos 12 meses.

-Sin embargo Laporta dijo en su entrevista a As que él, como en 2003, se definía como el cambio…

-Es muy difícil de entender cómo puedes ser un cambio si aseguras que el Barça tiene que ser presidencialista, que el presidente tiene que ser muy ejecutivo, que tiene que tomar el 80 por ciento de las decisiones. Este modelo de Superman en el que el presidente lo sabe hacer todo, hacer fichajes, hacer un plan de choque de negocio, asegurar los retos institucionales… es impensable. El presidente debe de ser un líder fuerte que tenga experiencia en la gestión para crear las condiciones de que en cada área estén los mejores. El proyecto fútbol no tiene nada que ver con el balonmano o el baloncesto. ni éstos con el proyecto empresarial. Para eso necesitas gente con talento muy diferente.

-¿El modelo del Bayern sigue siendo un espejo para usted?

-No, porque ahí los ex jugadores toman todas las decisiones y éstos deben de estar en el proyecto deportivo. En el proyecto empresarial debe de haber gente con solvencia y capacidad empresarial. Debe haber liderazgo compartido.

-Pero el Barça, o cualquier institución deportiva, se diferencia de una empresa en que todo depende de si entra o no la pelota ¿ante eso sus premisas son válidas?

-El Barça no es una empresa, es un sentimiento. Viene determinado al cien por cien por los resultados deportivos. Es un poco la teoría del círculo virtuoso, si no hay dinero no entrará la pelota.

-¿Y desde qué punto de partida cree que inciará su tarea el próximo presidente en el aspecto deportivo?

"Tenemos la agenda definida para el día 25 y está apuntado llamar a Messi"

-Lógicamente, hay que tener los pies en el suelo y saber cuál es la realidad, pero tenemos mucho talento en las plantillas profesionales. Si damos la estabilidad de liderazgo y gestión, daremos la oportunidad al talento para crecer. No nos podemos permitir fichar a Halaand o Mbappé, pero podemos fichar a estos jugadores antes de que exploten si tenemos una buena estructura técnica. Así podremos sentirnos orgullosos de la manera de ganar y también cuando perdamos.

-¿Se le ha puesto al Barça cara de perdedor, no teme que la figura de Laporta sea la vacuna contra esta depresión?

-Eso es nostalgia, pero con eso no se construye el futuro. Eso lo he hablado con Guardiola cuando le sondeé para ver si tenía posibilidades de regresar y él decí: “yo ya lo hice hace 12 años, ahora le toca a las nuevas generaciones, gente como Xavi". Y eso es lo que necesitamos.

-Freixa dijo, en otras de las entrevistas en As, que dos precandidatos se habían reunido con Puigdemont, ¿le molesta que se politice la campaña?

-Cien por cien. Me quieren colgar un sambenito que no refleja la realidad. El hecho de estar recibiendo críticas de independentistas y de unionistas es la constatación de que tenemos un equipo transversal. Presentas a Toni Nadal y te dicen que este señor es españolista; luego presentas a Bassas y te dicen que es independentista. Al final, trabajamos para construir un equipo en el que el criterio es el talento y la experiencia dejando a un lado ideologías.

-¿Cómo conjuga la paz social del Barça y el hecho de no mirar atrás pidiendo responsabilidades por el desastre financiero que deja la última junta?

-Una de las razones por las que creo que hay que hacer borrón y cuenta nueva es esta. Se empezó la última etapa del club en el 2003, que ha sido gloriosa, y se tiene que cerrar en 2020 y la única manera creíble de abandonar trincheras es partiendo de cero.

-En este sentido, ¿se siente más libre que sus competidores?

-Totalmente, pretender olvidar la historia está bien, pero la historia existe.

-Pero usted participó hace nada en una moción de censura…

"Tenemos que asegurar que Xavi sea parte del proyecto durante diez o quince años; no puede pasar lo mismo que con Guardiola"

-Me refiero a que tiene que entrar en el club gente que no haya estado antes, que no haya tenido responsabilidades de gobierno. Que aporten nuevas ideas, frescas. No quiere decir no aprovechar a gente con experiencia. Queremos crear un consejo de ex presidentes con gente como Laporta, Bartomeu, Rosell, Gaspart. Todos tienen relaciones que pueden fortalecer al club.

-¿Si el 24 es presidente cuál será su primera prioridad: hablar con Messi, la auditoría, fichar?

-Tenemos un plan de gobierno para los primeros 100 días y está esto y mucho más. De hecho tenemos casi definida la agenda para el primer día. En la agenda está hablar con Messi y también poner gente a trabajar en la auditoría para ver dónde estamos. Hay muchas cosas que hacer en paralelo y complementar la plantilla sin hacer inversiones que no nos podemos permitir.

-¿Aceptará el consejo del actual director técnico y del entrenador o será lo que diga Xavi y Jordi Cruyff?

-No podemos tomar decisiones traicionando el modelo que presentamos.

-¿Es partidario de la Superliga?

-Aspiramos a mejorar la Champions actual. Queremos ver más a menudo un Barça-Liverpool y no cada siete años.

-¿Seguro que eso conviene ahora? Lo de ir a Liverpool....

(-risas) Hombre, después del 4-0, volver a Anfield y ganar es una proridad. Deberíamos mejorar la mejor competición europea un poco como se ha hecho en el baloncesto con la Euroliga sin por eso matar las competiciones nacionales. Es el camino.