ATLÉTICO MADRID

La segunda parte de Torres fue mejor que la de Diego Costa

Volvieron al Atlético con inversiones bien diferentes y los números dejan mejor al Niño. El hispano-brasileño es uno de los tres fichajes más caros de la historia del club.

Torres y Costa, durante una sustitución en el Atlético.
FELIPE SEVILLANO DIARIO AS

Ninguno está ya en el Atlético y ambos fueron soluciones invernales —en el caso de Costa tuvo que esperarse a enero para inscribirle— para la siempre necesitada vanguardia rojiblanca. Una vez más, el club tendrá que acudir al mercado de enero para tapar un agujero en punta. Es ya un hábito. Como las segundas partes en el Atlético. Tanto Fernando Torres como Diego Costa regresaron al club después de haber sido traspasados y ambos se han marchado ya dejando números que se pueden comparar. Y estos dicen que el regreso del Niño fue más rentable. En enero de 2015 llegaba a préstamo procedente del Milan. En 2016 el Atlético se hizo con sus derechos como jugador libre. Su inversión contrasta con la de Costa, que llegó tiempo después, entre otras cosas porque Simeone no veía solvente su reparto arriba, con Torres ya dentro de él.

El Niño cerró su segundo ciclo rojiblanco con la frustración manifestada públicamente de que Simeone no alargó con confianza sus buenos momentos en esta segunda etapa. No le daba cuartelillo y rápidamente le devolvía al banquillo. Costa se marcha ahora sin digerir la apuesta por Suárez, pese a que Simeone siempre le ha esperado, en las buenas y en las malas. Hasta ahora.
Fernando Torres jugó 160 partidos en su segunda etapa rojiblanca, 75 como titular. Un total de 7770 minutos, según los datos del proveedor Statsbomb. 38 goles de Torres, dos de ellos de penalti (falló otros dos) y 15 asistencias. Atendiendo al promedio cada noventa minutos, Torres deja cifras sensiblemente mejores a juego corrido que Costa en esta etapa. El fuenlabreño marcó 0,44 goles por noventa minutos y dio 0,16 pases de gol. Una producción de 0,60 goles cada noventa minutos. Si atendemos a los goles sin contar penaltis, sería de 0,42 para un total de 0,58 goles más asistencias por noventa minutos restando los penaltis. Es decir, Torres participó en 0,58 goles a juego corrido por partido. Observando esa producción ofensiva, la principal tabla de medir para un delantero centro, Costa ha registrado números sensiblemente menores sin ese plus que dan los penaltis.

Así, el hispano-brasileño se ha despedido con únicamente 81 partidos en los que ha participado. 61 de ellos como titular. Raro era que estando disponible y al 100%, Simeone no tirara de él. 5138 minutos en total. Y es que las lesiones, operaciones, enfermedades… Han machacado y restado continuidad a su rendimiento. No salía de una y se metía en otra. Además, llegó a jugar renqueante antes de aquella operación en un dedo del pie. Voluntad nunca le ha faltado. 19 goles, tres de ellos desde los once metros, 13 asistencias y 32 amarillas con tres tarjetas rojas. Promediando, Costa está en 0,45 goles por noventa minutos y 0,17 asistencias. Participó en 0,63 goles por partido. Pero a juego corrido, su influencia fue algo menor que la de Torres.

COMPARATIVA DE TORRES CON COSTA EN SU SEGUNDA ETAPA EN EL ATLÉTICO

TORRES
Temporada Part Tit Min Gol As Penalti Pen. Int. Am R Goles por 90' Asis. Por 90' G+A por 90' Goles-Pen 90' G+AS-Pen 90'
14-15 26 14 1201 6 1 0 0 5 0 0,45 0,07 0,52 0,45 0,52
15-16 44 25 2534 12 5 0 0 5 1 0,43 0,18 0,6 0,43 0,6
16-17 45 21 2209 10 6 1 2 3 0 0,41 0,24 0,65 0,37 0,61
17-18 45 15 1826 10 3 1 2 6 0 0,49 0,15 0,64 0,44 0,59
Total 160 75 7770 38 15 2 4 19 1 0,44 0,16 0,6 0,42 0,58
DIEGO COSTA
Temporada Part Tit Min Gol As Penalti Pen. Int. Am R Goles por 90' Asis. Por 90' G+A por 90' Goles-Pen 90' G+AS-Pen 90'
17-18 23 20 1599 7 5 0 0 8 2 0,39 0,28 0,68 0,39 0,68
18-19 21 19 1525 5 3 0 0 8 1 0,3 0,18 0,47 0,3 0,47
19-20 30 20 1806 5 5 2 3 6 0 0,25 0,25 0,5 0,15 0,4
20-21 7 2 208 2 0 1 1 1 0 0,87 0 0,87 0,43 0,43
Total 81 61 5138 19 13 3 4 23 3 0,45 0,17 0,63 0,31 0,49

Restando los penaltis, su gol por noventa minutos arroja una cifra de 0,31 y en el acumulado de goles más asistencias se queda en 0,49 por ese 0,58 de Torres. Si se contextualiza en la inversión realizada, hay menos duda. El Atlético pagó un fijo de 65 millones donde se incluyeron 10 en bonus. Muchos no se han cumplido. Está entre los tres fichajes más caros de la historia del club. Se trataba también de la segunda o tercera ficha más alta de la plantilla, dependiendo de si coincidía o no con la presencia de Griezmann. Costa volvió a querer darlo todo por el Atlético, de eso no hay duda, pero los problemas físicos le persiguieron y no pudo volver a ser el delantero determinante que se marchó.