ITALIA

Morata se dispara mientras ve marchar a Diego Costa

Es de lo poco positivo en la Juve de Pirlo y el que más ha aumentado su valor de mercado en toda la Serie A. Se fue del Atlético porque observaba que Simeone apostaba más por Diego Costa.

La Juventus atraviesa un momento delicado. Por primera vez en mucho tiempo la Juventus pasa las navidades fuera de los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones en el Scudetto y está a 10 puntos de la cabeza, con un partido menos que el Milan. Hay pocas noticias positivas en este periodo con Pirlo como gestor del equipo. De la quema se salva, obviamente, Cristiano Ronaldo con 16 goles y dos asistencias, con convalecencia de COVID incluida. Además, de entre los nuevos, el norteamericano McKennie está también recibiendo algunos elogios de la crítica en Italia. Pero muy por encima destacan enormemente las prestaciones de Morata en esta primera parte de la temporada. La crítica italiana le pondera de forma importante. El delantero español ha sido vital, más aún cuando Cristiano ha estado de baja. Suma 10 goles y seis asistencias con apariciones muy importantes, tanto en la liga como en la Champions. Además, provocó un penalti. Todo ello contextualizado dentro de su tradicional pelea con el VAR.

Llama la atención el momento que vive y las razones por las que abandonó el Atlético. Dejó de sentirse importante, observó que Simeone prefería apostar por Costa en cuanto este volvía de sus convalecencias y pidió salir. Como ahora el hispano-brasileño. Morata se salva de la quema de la Juventus mientras, desde la distancia, observa cómo por enésima vez el Atlético de Simeone tiene que ir a buscar un nueve en el mercado de enero. Son muchas y resulta paradójico. Su rendimiento a las órdenes de Pirlo en 17 partidos es notable. En Italia se destaca su mentalidad. “Es el mejor de los fichajes de la Juventus en el último mercado”, asegura Tuttosport en su edición de hoy. “Con él todo ha sido positivo, mostrándose más incisivo que en todas sus etapas anteriores con otros equipos”.

Tanto que Morata ha recluido a Dybala a un papel secundario mientras negocia una renovación que a muchos les hace preguntarse, viendo a Morata, si esa inversión es realmente rentable. Además, se le señala ya como uno de los “senatori” del vestuario. Haciendo causa junto a los Bonucci, Chiellini, Buffon… En plena madurez, Luis Enrique no ha pasado por alto su momento y le devolvió a la Selección. Porque esa era otra de las causas de su mudanza. Morata vio que el tren de la Selección, con la Eurocopa en el horizonte, se le marchaba y con la Juventus ha vuelto por esa senda. Morata se ha reivindicado, tanto que su valor de mercado se ha elevado notablemente. Llegó a la Juventus con un valor de 40 millones, según el sitio especializado Transfermarkt. Meses después, la actualización del sitio arroja el dato de que el ariete es el futbolista de la Serie A que más se ha revalorizado pasando a 50 millones. Ha crecido 10.