ATLÉTICO DE MADRID

De la transición a la explosión

João Félix, Llorente, Hermoso y Herrera han pasado de fichajes cuestionados a asentados en el equipo rojiblanco en pocos meses. Trippier estaba en su mejor nivel.

João Félix celebra el gol con Llorente.
@joaofelix70

El Atlético acabará el año 2020 en un momento dulce, con un fútbol alegre, jugadores inspirados y una sensación de poder pelear por títulos al final de temporada. Una situación opuesta a la de un año atrás. El equipo rojiblanco entraba en diciembre de 2019 ocupando la sexta plaza tras caer derrotados en casa contra el Barcelona, con unas sensaciones preocupantes y duras críticas para una plantilla nueva, con ocho fichajes donde a muchos les estaba costando adaptarse y mostrar su mejor versión. Se habían marchado jugadores básicos y pesos pesados del vestuario (Griezmann, Godín, Juanfran, Filipe, Rodrigo, Lucas...) y el Cholo y Andrea Berta se ponían manos a la obra para reponer la fuga de talento.

Pero Simeone lo tenía claro: "Hay que saber el año de transición en el que estamos. Paciencia y tranquilidad", pedía el técnico al finalizar ese encuentro que alejaba cada vez más a los blaugranas en la clasificación. Una transición anunciada a bombo y platillo por el Cholo desde el primer momento y que pasaba por ir acoplando a esos fichajes hasta conseguir su mejor posición y versión en el equipo. Algo que requiere tiempo, pero que un año después puede asegurarse que se ha completado con éxito.

Y es que nadie podía imaginar la explosión de Marcos Llorente como jugador ofensivo. Todavía como pivote, inició un 2020 que ha cambiado su carrera y donde, a falta del partido contra el Getafe, el jugador de 25 años es rojiblanco que ha participado en más goles en el año con once tantos y ocho asistencias. Además, ha llegado el merecido reconocimiento con la Selección, donde Llorente sueña con estar en los planes de Luis Enrique para la Eurocopa. En el Atlético se ha convertido en un todoterreno, capaz de ocupar cualquier posición del frente de ataque y solucionar cualquier necesidad que tenga el equipo.

Otro que mira a la Eurocopa es un Hermoso que ha tardado más en brillar, pero que este año está dejando un nivel fantástico en la línea de tres centrales cuando el año pasado su participación había sido testimonial desde febrero. El madrileño se ha destapado con su capacidad de sacar el balón, habilidad para poder ocupar el lateral izquierdo y dos goles claves ante el Salzburgo y la Real Sociedad.

Tras Llorente, el jugador con más relevancia de cara a puerta ha sido un João Félix (13 goles y cinco asistencias en 2020) que en este inicio de curso está mostrando todo su talento y capacidad para liderar el ataque colchonero. Si desde ciertos sectores se dudó de su nivel en sus peores meses de la temporada pasada, el portugués ha demostrado que a sus 21 años tiene muchísima calidad en las botas. Es la gran esperanza para el futuro del club y se ha asentado en la selección portuguesa. Simeone ha trabajado con el '7' para encontrar esa posición donde es más determinante en los metros finales, desde segunda línea del ataque y libertad para caer a la banda izquierda.

En el doble pivote, Herrera ha dado un paso de gigante en lo que marcha de curso, Trippier le ha sacado brillo al carril derecho hasta su sanción y Felipe y Lodi están teniendo menor protagonismo que el curso pasado, pero han ido dejando claro que tienen nivel para este equipo. Solo Saponjic está fuera de la rotación. Siete fichajes que han superado el año de transición y con paciencia se han convertido en piezas fundamentales para un equipo con derecho a soñar.