ITALIA

Italia enloquece con un Theo de Scudetto: "Quiero ser el mejor del mundo"

Le dio un triunfo "de Scudetto" al Milan sobre la bocina frente al Lazio y su rendimiento y sus números le colocan ya entre los mejores de Europa. Mientras, espera la llamada de Deschamps.

Es cierto que no había sido su partido más brillante, en líneas generales, con la camiseta del Milan. Pero su testarazo en el 92' hizo enloquecer hasta a Pioli. "El vuelo de Theo es de Scudetto", decía el Corriere dello Sport en su crónica para resumir el estado de gracia, tanto del Milan, líder con un punto sobre el Inter, como el del lateral ex del Real Madrid y Atlético. El defensa había sido decisivo en un partido que el Milan persiguió hasta el final, que fue capaz de exhibir también dureza mental cuando el Lazio había igualado un 2-0 e incluso tuvo ocasiones para hacer el 2-3. Pero no fue así, Inzaghi se quedó con el molde. Retiró a Immobile y a Milinkovic-Savic en la recta final y su equipo acabó perdiendo. Y Theo, decidiendo.

 "Fue un gol muy especial, muy importante y fundamental. Lo único que lamento es que no haya público con quien compartirlo en vivo. También recibí el abrazo de Paolo Maldini que hizo historia en este rol, y fue especial", aseguraba el lateral después del partido. Maldini fue muy importante para que Theo se decidiera por el Milan y hay una conexión especial entre ellos. En Italia enloquecían, las crónicas del propio Corriere, la Gazzeta y Tuttosport le daban la mayor nota de entre los jugadores del partido y afirman que es "el mejor de Europa en su puesto". A Theo no le desagrada esa etiqueta, incluso va a más.

"¿Si soy realmente el mejor de Europa en mi puesto? No lo sé, solo sé que trabajo día tras día para ser el mejor lateral izquierdo del mundo. Tengo que agradecer a mis compañeros que me han dado una gran mano en la obtención de estos resultados” afirmaba. Y es que Theo está marcando las diferencias desde su posición de lateral zurdo en un Milan imparable, aún sin Ibrahimovic.

Hablando solamente en términos ofensivos, ha aportado 4 goles y 5 asistencias en 1530 minutos esta temporada. Una barbaridad para un defensa y números que querría exhibir algún delantero. Pero, además, está la personalidad con la que está jugando, la mejora en la concentración defensiva y el carácter. Ahora queda a la espera de un pasito más. Que Deschamps le convoque con Francia.