EIBAR 1-REAL MADRID 3 | MENDILIBAR

"Ramos dice que le da, pero no sabemos cuándo se pita"

Mendilibar, entrenador del Eibar habló de la polémica mano de Ramos: "Dará igual que haya VAR o que no haya VAR porque el problema seguirá existiendo".

Mendilibar, entrenador del Eibar habló de la polémica mano de Sergio Ramos en el área del Real Madrid y que el árbitro Munuera Montero no señaló como penalti.

Interpretación de la mano de Sergio Ramos: "No tenemos ni idea, está semana ha habido unas cuentas manos y no sabemos cuando se puede pitar y cuando no. Hoy se ha tomado la decisión en 20 segundos cuando normalmente están dos o tres con imagen lenta, imagen rápida, de una cámara, de la otra. Se ha visto que le ha dado en la mano, el mismo Ramos ha comentado que le ha dado en la mano, pero como no sabemos cuándo se pita y creo que los árbitros tampoco. Seguiremos con el mismo problema toda la temporada. Dará igual que haya VAR o que no haya VAR porque el problema seguirá existiendo".

Luego, José Luis Mendilibar, entrenador de la SD Eibar, se mostró disconforme con el hecho de que no se pitara en la segunda mitad del partido una posible mano de Sergio Ramos dentro del área del Real Madrid.

A pesar de la derrota en casa por 1-3, José Luis Mendilibar dijo que se iba con buenas sensaciones del partido, ya que en el primer cuarto de hora cuando iban 0-2 ha puesto a calentar a un jugador "porque parecía" que les caían "seis". "Lo han hecho todo perfecto, pases perfectos, desmarques perfectos y sí que es verdad que en ese primer cuarto de hora, incluso, a mí me ha hecho dudar de si era bueno jugar apretando arriba al Madrid".

El técnico vizcaíno señaló que poco a poco su equipo ha ido robando algunos balones y conseguido que el Real Madrid "tampoco estuviera tan cómodo", hasta el punto de que le han llegado a jugar "de tú a tú" y han tenido ocasiones de "hacerle el empate" y han estado "vivos casi hasta el final". Mendilibar dijo que está contento por como han jugado "el 75% del partido".

Confesó asimismo que sus jugadores han sido los primeros en estar de acuerdo con esa forma de jugar. "En el descanso ellos eran los primeros que decían que nos nos podíamos echar atrás, que teníamos que seguir apretando y presionando en campo contrario. Por ello las sensaciones son buenas a pesar de perder en casa por 1-3. El pensamiento del jugador, del futbolista también es bueno, ya que si el jugador ve que sufre, que corre y que el rival es muy superior, mi pensamiento como entrenador no va a ningún lado", concluyó el técnico armero.