FC CARTAGENA

Borja Jiménez, cesado; Aguilar estará en Alcorcón

La derrota y la mala imagen del choque de Copa del Rey precipitan la decisión de la entidad. El técnico del filial dirigirá al equipo en Santo Domingo.

Borja Jiménez, cesado; Aguilar estará en Alcorcón
Pascu Mendez DIARIO AS

La etapa de Borja Jiménez al frente del FC Cartagena, al que llevó a Segunda División, llegó a su fin. Todo hacía pensar que la continuidad del técnico no pasaba por lo que sucediese en Copa del Rey frente al Pontevedra CF y que se esperaría a ver lo que ocurría en el choque ante la AD Alcorcón, pero la eliminación y la mala imagen que se dio en Pasarón precipitaron los acontecimientos. La entidad presidida por Francisco Belmonte tomó la decisión del cese y en Santo Domingo será Pepe Aguilar, entrenador del filial, el que se siente en el banquillo.

Borja Jiménez nunca tuvo al entorno de su parte a pesar de ser el técnico del ascenso. Vino para sustituir a un Munúa que se marchó a mitad de curso al Club Nacional uruguayo y que era muy querido por la grada, por lo que no fue fácil para el abulense. El inicio tampoco ayudó, aunque se ganó en su estreno en Mérida. Los resultados siguientes hicieron que se perdiese la primera plaza, posición que se recuperó justo antes del parón tras vencer en Córdoba y que posibilitó que se jugase el ascenso a un partido con el Atlético Baleares. En La Rosaleda, en la tanda de penaltis, se logró el retorno a la categoría de plata.

En la actual campaña, lo obtenido el pasado verano apaciguó los ánimos hasta semanas antes del inicio de campeonato. La decisión de no contar, apoyado por el club, con futbolistas como Elady, José Ángel y el capitán Cordero reavivó a los críticos. Ninguno de ellos acabó saliendo e incluso los dos primeros están siendo importantes, pero de nuevo se abrió la brecha, que aumentó con un mal arranque al sumar un punto de nueve posibles ante Real Oviedo, Sporting y Leganés. Tras la caída en Butarque vino la reacción y su mejor momento en el banquillo de la ciudad portuaria, con cinco jornadas invicto en las que sumó 11 de 15 puntos y el equipo dejó muy buenas sensaciones. Incluso llegó a estar en puestos de eliminatorias de ascenso a Primera. La derrota en casa ante la UD Logroñés marcaría el principio del fin, cuatro derrotas consecutivas en Liga, seis en ocho partidos, a la que hay que sumar la de este jueves en Copa del Rey en Pontevedra.

Tras el cese, nombres como los de Julio Velázquez y Víctor Sánchez salieron a la luz para hacerse cargo de la plantilla pero el domingo será Aguilar el que esté al mando.