REAL VALLADOLID

El Pucela quiere romper el techo de octavos de los últimos 10 años

Lo más habitual es que la ronda de dieciseisavos sea el techo de cristal del conjunto blanquivioleta que comenzará andadura en esta campaña ante el Cantolagua

El Pucela quiere romper el techo de octavos de los últimos 10 años
Paco Rodríguez/Diario AS

Llega la primera eliminatoria para el Real Valladolid en la actual edición de la Copa del Rey que desde la pasada campaña estrenó formato con eliminatoria a partido único en casa del equipo de menor categoría, en este caso el Cantolagua navarro.

La idea de Sergio es avanzar lo más posible en la competición del KO, pero no es un torneo que se le haya dado nada bien al Real Valladolid en las últimas ediciones. Lejos quedan aquellas dos únicas finales que ha disputado el Real Valladolid, la primera en la campaña 1949-50 que ganó el Athletic por 4-1 y la segunda en la campaña 1988-89 que perdió ante el Real Madrid por 1-0 con gol de Gordillo.

Lo cierto es que en los últimos diez años la Copa ha sido esquiva para el Real Valladolid, unas veces por estar más centrado el equipo en buscar ascensos o evitar descensos y otras por acierto de los rivales.

Lo más lejos que ha llegado el Real Valladolid en esas 10 campañas precedentes ha sido octavos de final en la campaña 2018-19 en la que el equipo acababa de lograr el ascenso de la mano de Sergio. Los vallisoletanos disputaron dos eliminatorias a doble partido. La primera, en dieciseisavos se deshicieron del Mallorca, ganando primero en la isla por 1-2 (ambos tantos de Daniele Verde) y repitiendo victoria y resultado en Zorrilla también con Verde como goleador además de Plano para confirmar el pase por 2-1. En octavos el Getafe se encargó de acabar con la trayectoria, ganando en Madrid por 1-0 y empatando en Zorrilla 1-1 con un polémico arbitraje de Alberola Rojas que concedió un penalti sobre Duro que se dejó caer de maduro. Ese es el techo del Valladolid en las 10 campañas.

La pasada temporada los de Sergio disputaron tres eliminatorias. La primera dejó huella en Tolosa (1ª ronda) con pase pucelano por 0-3 (dos de Aguado y uno de Unal), la segunda ronda les llevó hasta Marbella donde empataron casi al final y forzaron la prorroga, pero tuvieron que recurrir a los penaltis para pasar la eliminatoria. Los dieciseisavos fueron esquivos y el equipo hincó la rodilla ante un segunda en Tenerife cayendo por 2-1 con remontada isleña incluida.

En Segunda División militaba el Valladolid en la campaña 2017-18, la del ascenso de la mano de Sergio que no dirigió ningún choque copero, ya que fue Luis César el encargado hasta que fue despedido. En segunda ronda eliminaron al Huesca 2-0 (Plano y Villalibre), en tercera ronda a la Cultural Leonesa en el Reino con un contundente 0-4 (Anuar, Cotán, Gianniotas y Villalibre) y volvieron a caer en dieciseisavos, esta vez ante un Primera como era el Leganés en aquellos momentos por 1-2.

Paco Herrera también alcanzó los dieciseisavos en su año, 2016-17; en la segunda ronda eliminó al Zaragoza 1-2 con goles de Míchel y Bagnack; en la tercera 3-1 al Tenerife con dos goles de Drazic y uno de Raúl de Tomás, con dos tantos logrados en la prórroga. Otra vez dieciseisavos fue el tope ante un Primera, la Real Sociedad que ganó en Zorrilla 1-3.

También militaba en Segunda el Real Valladolid dirigido por Garitano en la 2015-16 y en esta ocasión ni siquiera alcanzó los dieciseisavos, ya que el Oviedo le eliminó en el Tartiere con un 2-1; unos de los goles asturianos lo marcó Pablo Hervías.

El potente equipo que comandaba Rubi (2014-15) en pos de un ascenso que se vio truncado en el playoff ante Las Palmas, también tocó techo en dieciseisavos tras eliminar en la segunda ronda al Sporting 1-3 en el Molinón y al Girona 2-0 en Zorrilla, cayó ante un Primera, el Elche, empatando sin goles en casa y perdiendo 1-0 en el Martínez Valero aunque mereció pasar aquella eliminatoria por el baño de fútbol que le dio a los ilicitanos.

La campaña 2013-14 no fue precisamente para tirar cohetes con el descenso final firmado por Juan Ignacio Martínez. En la Copa el conjunto vallisoletano entró directamente en dieciseisavos y allí se quedó al ser eliminado por el Rayo 3-1 en Vallecas.

El año de Djukic (2012-13) en Primera también tuvo una única eliminatoria, en este caso a doble partido en dieciseisavos, con eliminación pucelana ante el Betis tras ganar en Zorrilla 1-0 y caer de forma contundente en el Villamarín 3-0.

Quedan dos campañas por repasar para cerrar este ciclo de 10 temporadas atrás. La primera con el equipo de Djukic logrando el ascenso en liga tras el playoff ante el Alcorcón. En segunda ronda los pucelanos eliminaron al Nastic con cuatro goles de Nauzet, uno de Jofre y otro de Víctor Pérez para firmar el 6-0. En tercera ronda cayeron ante el Celta de Primera por 3-1.

En la campaña 2010-11, con Antonio Gómez en el banco violeta, el equipo también llegó a dieciseisavos donde fue eliminado por un Primera, el Espanyol, que ganó primero 0-2 en Zorrilla y certificó su pase con 1-1 en Cornellá. Antes de esa eliminación el Real Valladolid había eliminado en la segunda ronda a la UD Las Palmas en Zorrilla 5-3 y al Huesca con gol de Jorge Alonso por 1-0 también a orillas del Pisuerga.

En definitiva, salvo esos octavos de final de hace un par de años, los dieciseisavos suelen ser el listón que se le atraganta al Real Valladolid en la competición de la Copa del Rey.