ENTREVISTA |

Esther Collado: "Cada vez se valora más la opinión de la mujer"

La periodista cuenta con una amplia carrera en el periodismo deportivo. Recientemente se ha convertido en la primera mujer en España en dirigir retransmisiones oficiales de fútbol en radio.

La periodista Esther Collado se ha convertido recientemente en la primera mujer en España en dirigir retransmisiones oficiales de fútbol en radio.

La periodista Esther Collado ha trabajado en distintos ámbitos en el mundo del periodismo deportivo. En televisión y en radio, se ha movido profesionalmente por países como México y Panamá. Ahora, se encarga de llevar la emoción de los partidos a través de las ondas en la radio. La periodista atiende al Diario AS y charla sobre la figura de la mujer en el periodismo deportivo y la situación actual del deporte en los medios de comunicación.

La primera mujer en España en dirigir retransmisiones oficiales de fútbol en radio, ¿es algo importante en su carrera?

Más que importante significa esfuerzo. Al final para mí es un poco romper el cliché de que en deportes las voces masculinas parece que llegan más a los aficionados que las voces femeninas. Porque creo que no es así, que lo que importa es el comunicador. Es romper un poco el molde, esa barrera que hay que hace que las mujeres a la hora de manejar información masculina, parece que el público no se familiariza tanto. Y no es así, a la vista está.

¿El hecho de que algo así sea noticia implica que sigue habiendo desigualdad?

Queda mucho por recorrer. Hoy en día ver a una periodista deportiva en una tertulia, dando su opinión, es complicado. Todavía nos queda y tenemos mucho que pelear, pero bueno, cada vez se valora más la opinión de la mujer.

"No importa que una mujer hable de fútbol, de rugby y de cualquier deporte, lo que importa es la manera de comunicarlo"

Esther Collado

En cualquier caso, la figura de la mujer en el periodismo deportivo continúa en aumento, a pie de campo, en televisión...

Para mí este triunfo lo he conseguido yo como lo habría podido conseguir cualquier otra mujer con el mismo esfuerzo que yo he hecho. Pero creo que rompe con eso de que no importa que una mujer hable de fútbol, de rugby y de cualquier deporte, sino lo que importa es la manera de comunicarlo. Está claro que el público es hombre y es mujer y va a recibir a un buen comunicador, fin de la historia. Que se rompa con eso y que haya más mujeres en esta profesión.

¿Siempre quiso dedicarse a hacer periodismo en la radio?

Yo he hecho más televisión pero siempre he ido detrás de la radio. Desde siempre en mi casa hemos seguido mucho el fútbol y es algo a lo que estaba acostumbrada. Ahora llevo dos temporadas sin parar en radio y que no me lo quiten (risas). Se vive de otra manera, eres un poco los ojos de la gente. Estás contándole a los oyentes lo que estás sintiendo y lo que estás viendo. Y a mí me flipa, me apasiona lo que hago.

Esther Collado.

¿Qué considera que es lo más importante de su trabajo?

Es un poco el día a día. A mí me apasiona el mundo del deporte, cubrir la información deportiva. Y bueno, me tiene que gustar mucho para entrar a las 14:00 y estar en directo cinco horas. Me apasiona que no se me escape nada, hacer entrevistas, preparar un guión, encontrar exclusivas, porque la gente está esperando, eres el transmisor de sentimientos y de información para que estén al día de su equipo. Lo que más me gusta es comunicar y crecer, porque esta es una carrera de fondo. Podemos decir que tengo una vocación un poco friki.

Con la situación actual, ¿cree que ha cambiado la manera en la que se comunica el deporte?

Sí que ha cambiado la manera de informar. No es lo mismo ahora que estar in situ en el momento, ver lo que ocurre en el terreno de juego, las entrevistas, escuchar a los jugadores y luego poder transmitirlo. Y bueno, el público, el fútbol es otro mundo con ellos. Incluso los equipos lo están notando, el público es verdad que es un jugador más. La energía de un campo, un estadio, una afición es algo increíble. Cuando estás en un estadio lleno de aficionados, sientes una energía que es inexplicable. Y verlo ahora sin público es difícil.