FULHAM 1 - LIVERPOOL 1

Sin Diego Jota no hay paraíso… ni liderato para el Liverpool

Decordova-Reid adelantó al Fulham. Salah puso el empate desde el punto de penalti. Los de Anfield quedan empatados a puntos con el Totteham a las puertas del decisivo duelo entre ambos.

Lo tenía al alcance de la mano, solo tenía que derrotar a un recién ascendido como el Fulham, pero el Liverpool fue incapaz de reclamar el trono de líder tras el tropiezo del Tottenham ante el Crystal Palace. En Londres, se la pegaron los dos. La lesión de Diogo Jota, que seguramente no juegue durante los dos próximos meses, supone un revés para un tridente ofensivo que necesitaba de su fuerza revitalizante, y las molestias de Matip ponen aún más presión sobre la línea defensiva.

Porque en esta Premier League, cualquiera puede pintar la cara incluso al vigente campeón. El Fulham dio un auténtico recital de cómo tiene que enfrentarse un modesto a un equipo grande, con garra, esfuerzo colectivo y mucho compromiso. Eso les llevó a que Decordova-Reid les adelantase en la primera mitad y a que tuviesen sometidos a los reds durante los primeros 80 minutos. Ni Mané, ni Firmino ni tampoco Salah dieron muestras de marcar la diferencia.

El empate llegó, además, en una jugada de lo más fortuita, pues el árbitro pitó un penalti por mano prácticamente en el minuto 80 al golpear un libre directo en la barrera. El extremo egipcio, desde los once metros, puso una igualada relativamente injusta pero que mantiene al Liverpool empatado a puntos con el Tottenham a las puertas del decisivo duelo entre ambos.