REAL VALLADOLID

Con Osasuna empezó todo

Hay 42 enfrentamientos y todos tienen algo de especial, pero el de 2018 le permitió al Pucela iniciar el camino del playoff que le mantiene en Primera ahora mismo

Con Osasuna empezó todo
Real Valladolid

Osasuna ha visitado Zorrilla hasta en 42 ocasiones, sumando Primera y Segunda, siendo uno de los rivales que más veces ha estado a orillas del Pisuerga. Todos esos partidos tiene historias propias, situaciones en la Liga y momentos especiales, pero en la historia reciente hay uno difícil de olvidar, ya que fue la puerta que abrió el playoff en 2018 y que actualmente mantiene al Real Valladolid en Primera.

No hace tanto, pero conviene contextualizar como se vivió aquel partido. Osasuna visitaba Zorrilla con alguna mínima opción de entrar en playoff mientras que el Real Valladolid que llegaba lanzado tras haber cambiado al entrenador siete jornadas atrás, tenía en sus manos ganando entrar en las eliminatorias por el ascenso, por tanto ambos equipos se jugaban mucho y los aficionados lo somatizaron de inmediato.

Aquel 2 de junio de 2018 fue el primero de los llenos (22.287 espectadores) que registró Zorrilla y vino precedido de un movimiento sísmico provocado por las peñas y los aficionados, que proporcionaron al equipo un recibimiento histórico, llevando casi en volandas el autobús casi desde que entró por el aparcamiento y jaleando a todos y cada uno de los jugadores. Esta imagen casi desconocida se repitió en los siguientes partidos, ya de playoff, ante Sporting y Numancia hasta el ascenso.

Los de Sergio eran sextos y Osasuna, séptimo, ambos con 64 puntos. Ya habían ascendido Rayo y Huesca y faltaba una plaza. En la jornada 41, Sporting, Zaragoza, Cádiz y Real Valladolid ocupaban las plazas de playoff, pero el Cádiz se cayó y entró en su lugar el Numancia, que sería decisivo en los cruces al eliminar al Zaragoza y caer rendido a los pies pucelanos en la final.

Volviendo al partido en cuestión, Sergio formó con Masip, Moyano, Calero, Kiko, Nacho, Míchel, Toni, Hervías, Plano, Borja y Mata (también jugaron Gianniotas, Ontiveros y Anuar), algunos de ellos como Masip, Hervías y Nacho podrían ser titulares de nuevo este viernes. Con la tensión lógica de lo que había en juego y con la grada empujando de lo lindo, hubo que esperar hasta el minuto 31; falta a favor del Real Valladolid, sobre la portería del fondo sin palcos, casi sobre el vértice del área por la izquierda del ataque blanquivioleta. Hervías con decisión colocó la pelota e hizo estallar el estadio con un lanzamiento mágico que se empotró en las mallas por la escuadra de la portería de Manu Herrera. Suspiro de alivio y más tensión mirando el crono, pero hubo que esperar a que apareciera 'el Matador', Jaime Mata para cerrar la cuenta con el 2-0 de penalti en el minuto 63. Un penalti que cometió Lillo sobre el propio Mata tras un agarrón y que le valió la expulsión al ver la segunda amarilla en apenas cuatro minutos, mostrada por Bikandi Garrido, árbitro del encuentro. Desde ese momento hasta el final hubo ocasiones muy calaras, dos para Óscar Plano que no acertó y una de David Rodríguez para Osasuna que salvó de milagro Masip con una excelente parada.

2-0 y estallido de felicidad en Zorrilla, confirmando el acceso al playoff por la puerta grande, un playoff que dominaría con claridad, ganando por 3-1 en Zorrilla al Sporting, por 1-2 en el Molinón en la semifinal y rematando la faena en la final con 0-3 en la ida ante el Numancia en Los Pajaritos y empatando 1-1 en casa logrando el ascenso ante su público.

En los números fríos, Osasuna ha visitado al Real Valladolid en Primera en 28 ocasiones, con 11 victorias locales, 10 empates y siete triunfos visitantes, mientras que en Segunda son 14 partidos, con nueve victorias del Pucela, tres empates y dos partidos ganados por los navarros.