GRUPO A | SALZBURGO 0 - ATLÉTICO 2

1x1 del Atlético: Hermoso y Carrasco dan aire al sufrimiento

El equipo rojiblanco sufrió muchísimo contra el Salzburgo, pero estará en octavos. Un milagro acabar con la puerta a cero. Clasificación merecida.

Simeone sacó el que posiblemente es su once de gala, contando con que Giménez no puede estar sobre el campo por lesión. La zaga con tres centrales, Trippier y Carrasco en los carriles y Koke, Saúl y Llorente por el medio para intentar hacerle llegar el balón a João Félix y Luis Suárez, algo que no consiguieron prácticamente nunca. El equipo comenzó sufriendo muchísimo, ante un Salzburgo puramente ofensivo y muy metido en el partido.

El gol de Hermoso a través de la estrategia puso algo de calma, aunque los austriacos tuvieron múltiples opciones para hacer su tanto. El Salzburgo volvió a apretar en el inicio de la segunda mitad y solo le faltó el gol para complicar aún más el pase al Atlético. La entrada de Correa por Suárez mejoró al equipo y el argentino puso un envío magnífico para la sentencia de Carrasco. Clasificación merecida a octavos de la Champions, aunque sufriendo más de lo mostrado por el marcador.

Oblak: A los tres minutos vio como Berisha le remató al palo. Poco después tuvo que dejar una buena mano para evitar la intentona de Koita. Las llegadas se redujeron en el final de la primera mitad, pero el Salzburgo volvió a sus intentonas constantes al inicio de la segunda, con una ocasión clarísima de Szoboszlai que remató fuera cuando se encontraba mano a mano con el esloveno. Mwepu también se estrellaría con el palo. En esta ocasión dejó la portería a cero cuando el Salzburgo buscó el gol con constancia, algo que contrasta a encuentros anteriores de Champions donde había tenido demasiado castigo.

Savic: Vio la amarilla en una acción providencial donde se cruzó tocando claramente el balón. Una amonestación incomprensible, y más teniendo en cuenta lo que había pegado impunemente el equipo austriaco. Como toda la zaga, sufrió mucho ante el Salzburgo, aunque el montenegrino nunca perdió la seriedad. Sin complicarse con balón, estuvo muy atento a los envíos por su lado y casi siempre fue capaz de imponerse.

Felipe: Todavía no está cerca del gran nivel mostrado la temporada pasada. Parece que físicamente no está tan rápido para tapar los huecos y le cuesta más llegar con ventaja en la pelea con los delanteros. Por arriba si que mantiene su fortaleza física y es un frontón cuando los rivales tratan de entrar con centros laterales. Fue creciendo con el paso de los minutos y dejó un buen final de partido.

Hermoso: Su gran momento en el Atlético tuvo premio en forma de gol. Remató el gran centro de Carrasco con el hombro, pero fue para adentro, una recompensa en el área contraria a su gran adaptación a esta posición como tercer central. El Salzburgo buscó su espalda con balones al espacio para la velocidad de sus puntas. Fundamental en la salida de balón del Atleti desde atrás con su buen pie. Por dentro para buscar interiormente a Koke o João Félix o mirando a la otra banda hacia Trippier.

Trippier: Pasa por un gran momento de forma y tuvo un corte fundamental para evitar que el Salzburgo se adelantase en el marcador en una contra iniciada tras pérdida de Koke. Se ofreció en su costado para dar oxígeno al equipo, que le buscaba con cambios de juego desde la izquierda cuando se veía más apretado. Varias intercepciones adelantándose al rival muy importantes. 

Carrasco: No estaba consiguiendo recibir con espacio ni entrar en juego con regularidad, pero a balón parado puso un envío espectacular para el gol de Hermoso. En los últimos instantes sentenciaría con una definición excelente al centro de Correa al segundo palo. Es un carrilero de clara vertiente ofensiva y si se tiene que dedicar tanto tiempo a defender sufre. No pudo correr al espacio como en otras ocasiones porque al Atlético le duraba muy poco el balón, sin permitirle llegar a los metros finales hasta la jugada de su gol. Un partido sin brillo, pero cerrado con un tanto y asistencia.

Carrasco centra durante el partido contra el Salzburgo.

Saúl: Superado por completo en los primeros 25 minutos, su reacción fue muy importante para comenzar a plantar cara en el centro del campo. Una reacción que pasó por aumentar la intensidad y apretar más a los austriacos, recuperando muchos balones. Con balón se le pide un paso más, aunque le cuesta tener que entrar en juego en la zona de máquinas y aparecer menos cerca de la frontal del área rival. Se marchó sustituido a los 64 minutos buscando que con Herrera el Atleti pudiese apropiarse del balón.

Koke: Inició el partido sin poder entrar en juego con balón y sufriendo ante la agresividad local. Tuvo una pérdida peligrosísima en ataque cuando el Salzburgo pudo iniciar una contra con muchos metros que acabó desactivando Trippier. Cuando fue domesticando el esférico, le dio una pausa necesaria al equipo. Bien en los cambios de juego hacia el inglés para frenar el ímpetu en la presión del Salzburgo. Un partido muy incómodo para el capitán. 

Llorente: Cuando el Salzburgo ya acumulaba múltiples llegadas peligrosas tuvo la primera ocasión para el Atlético con un zurdazo que se marchó cercano al palo. Mucho trabajo físico, aunque en esta ocasión no consiguió ser tan protagonista con sus movimientos al hueco. Le pasó como a Carrasco, ya que las posesiones rojiblancas eran muy cortas y no le daban tiempo a tirar sus habituales desmarques. Se puso el mono de trabajo.

João Félix: El Salzburgo tenía claro que quería parar al portugués por lo civil o por lo criminal después de su exhibición de la ida. Mucha dureza cada vez que recibía el balón, pero nunca se amilanó por las patadas. De una de ellas surgió la falta que acabó en el gol de Hermoso. Sí pudo proteger algún balón de espaldas para dar una salida al equipo. 

Suárez: Ha vuelto tras superar el coronavirus directamente al once en los dos partidos, pero se le nota mucho la inactividad durante más de dos semanas de baja. Los centrales del Salzburgo fueron pura intensidad y al uruguayo le llegaron pocos balones, sin poder ganar prácticamente ninguno de espaldas. Al espacio no puede tira los desmarques por velocidad, ya que tiene todas las de perder. Jugando tan lejos del área es difícil que pueda destacar si encima no está en su mejor forma para pivotar de espaldas. 

Cambios para intentar hacerse con el balón

Herrera: Antes de su lesión se había convertido en importantísimo en el doble pivote. Su misión pasaba por otorgar algo más de posesión al equipo, aunque le fue difícil. Cuando el Salzburgo bajó un poco la intensidad sí fue capaz de entrar en juego con constancia y frenar las posibles contras desde el pivote. Junto con Lodi estaba apercibido y no fue amonestado.

Correa: Entró por Suárez para intentar apretar arriba y dar una marcha más en punta al Atlético. Consiguió dar más guerra a los centrales rivales, provocando algún fallo y forzando saques de banda. Asistencia de oro para Carrasco, con un centro muy preciso desde la banda derecha para el remate del belga llegando desde el otro costado.

Lemar: Entró por João Félix después de que Carrasco sentenciase el duelo. El francés no pudo mostrar su crecimiento porque apenas tuvo el descuento.

Torreira: Junto con Lemar fue la entrada en los últimos instantes para parar el partido y dar un punto físico al medio.

Lodi: Cambio en los últimos instantes para pausar el partido. No vio la amarilla, por lo que podrá estar en los octavos de final de la Champions.