GRUPO G | Dinamo kiev 1 - ferencvaros 0

El Dinamo Kiev fue menos malo que el Ferencvaros

Partido aburridísimo en Kiev, en el que el Dinamo defendió su tercera plaza ante el el equipo húngaro y seguirá compitiendo en la Europa League.

Era el partido más especial en la carrera de entrenador de Sergei Rebrov, técnico del Ferencvaros que como jugador hizo historia en el Dinamo de Kiev y al que tenía la oportunidad de dejar fuera de Europa si conseguía vencerle en el estadio que fue su casa, y puede que lo fuera para él, pero no para los que tuvieron la mala suerte de ver el encuentro. En partido aburridísimo, la victoria del Dinamo clasifica al equipo ucranio a la Europa League y termina con la aventura continental del Ferencvaros, que tras regresar esta temporada a la Champions 25 años después de su última aparición, dice adiós al torneo hasta Dios sabe cuándo.

 Un solitario gol en una jugada a balón parado decidió el partido a favor del Dinamo Kiev. Shaparenko botó una falta lateral, Kedziora peinó el balón en el primer palo y Popov cabeceó a gol en el segundo. La jugada ocurrió el en minuto 60 por lo que si el Ferencvaros quería pelear por seguir jugando en Europa tenía que anotar dos goles en media hora. Ese fue el tiempo que confirmó que la presencia del conjunto húngaro en esta Champions fue uno de los milagros de 2020: tenía que darlo absolutamente todo en el campo y no pudo hacerle ni cosquillas a un Dinamo Kiev que también era, sin duda, uno de los equipos más débiles del torneo.