ITALIA

A Brahim se le atasca la Serie A

El malagueño brilla en la Europa League y no termina de arrancar en la liga. Ante la Sampdoria lo cambiaron al descanso y fue el peor para la 'Gazzetta dello Sport'.

Brahim Díaz (21 años) es una de las armas más peligrosas del renacido Milan de Pioli. Sin embargo, su colmillo tiene un filo diferente según la competición disputada. Si bien en la Europa League es uno de los más destacados semana a semana, en la Serie A la historia es bien diferente. Los últimos partidos ante Celtic y Sampdoria son buena muestra de ello. Contra los escoceses, a pesar de partir desde el banquillo, cerró la victoria rossonera (4-2) con un gol en el 82'. Ante los Blucerchiati fue titular, pero cambiado al descanso y desde la 'Gazzetta dello Sport' lo calificaron como el peor jugador milanista del choque. Diferencias.

Poco más de media hora frente al Celtic fue suficiente para mostrar que Europa es su coto de caza favorito, como demuestran los tres goles que acumula en 306 minutos. Cifras que chocan con el tanto único marcado en la Serie A en 337'. Peores réditos en mayor tiempo de juego. La situación no es alarmante, ni mucho menos, pues en el club están tremendamente contentos con su trabajo y el propio jugador parece haber caído de pie en la ciudad y el vestuario, pero no deja de resultar curiosa la diferencia de rendimiento entre competiciones.

Sus 45 minutos en la victoria ante la Sampdoria (1-2) recibieron un '5' por parte del diario italiano y de su actuación destacan que "cuando acelera, es una alegría para la vista porque combina calidad con rapidez". Mientras que señalan que "en otras, muestra estar claramente en fase de estudio". Su desafortunado primer tiempo hizo que Jens Petter Hauge disputase los segundos 45 minutos en su lugar.

Castillejo, el mejor

En tanto que otro malagueño ocupó la otra parte de la balanza, Samu Castillejo. El extremo de 25 años fue el más destacado de los de Pioli y su desempeño sobre el terreno de juego le valió un '7' como nota final. Ingresó en el campo en el 76' y un minuto después ya había convertido su primer tanto de la temporada, el que supuso el 1-2 final. Llegar y besar el santo. "No será un deleite para la vista, no hará tacones ni acaricia la pelota, pero cuánta intensidad, entusiasmo y ganas de moverse por el campo le pone", destacaba la Gazzetta.

El español necesitaba una actuación de este calibre, pues su curso estaba lejos de su excelente nivel del pasado más reciente. La explosión de Alexis Saelemaekers (21 años) y un estado de forma no del todo brillante le había sumido en un barbecho del cual saldrá con minutos como los disputados ante la Sampdoria.