REAL MADRID

Valverde, un poco más cerca

El uruguayo ya toca balón de forma habitual, aunque en solitario. Cayó lesionado en Valencia, a principios de noviembre. El objetivo: que esté al 100% para año nuevo.

Fede Valverde está cada vez más cerca de regresar. El centrocampista uruguayo lleva fuera de juego desde principios de noviembre: cayó lesionado en Mestalla contra el Valencia y al día siguiente, el 9 de noviembre, el Madrid le diagnosticó una fisura en la espina tibial posterior derecha. Una lesión complicada para proyectar una baja, pues depende en buena medida de la profundidad de la fisura (es decir, si está cerca o lejos de considerarse fractura), pero para la que en principio se proyectó un mes de ausencia, como mínimo. 

Ese mes está a punto de cumplirse y el uruguayo ya toca balón de forma habitual en Valdebebas. Ya lo hizo el pasado viernes, en la previa del duelo contra el Sevilla, y repitió este lunes, en el entrenamiento de recuperación posterior a la victoria en el Sánchez Pizjuán. Eso sí, de momento en solitario, pero la recuperación de Valverde lleva buen camino y no se descarta que pueda jugar en lo que queda de 2020. Aunque el objetivo del club blanco es que llegue a 2021 en plena forma para ayudar al Madrid con un calendario ya de por sí cargado y que podría cargarse más según avance en la Copa del Rey.

Carvajal, por buen camino

No es el único que toca balón de los lesionados. Carvajal, con un problema muscular desde la visita del Madrid a San Siro, apenas hace diez días, ya trabaja de forma individual con el esférico. Cumple con los plazos el lateral derecho, pues la previsión entonces fue de que se trataba de una lesión leve que le tendría fuera apenas un par de semanas. No le dará para estar en el derbi del próximo fin de semana ante el Atlético, pero sí para el cargadísimo calendario de diciembre.

Los otros dos lesionados del Real Madrid, Hazard y Mariano, se ejercitaron en el interior de las instalaciones, en un entrenamiento en el que los titulares contra el Sevilla sólo salieron al césped para hacer carrera continua y luego trabajaron dentro de las instalaciones, haciendo sesión se recuperación. Zidane contó con varios integrantes de la cantera para completar el ensayo. Sergio Ramos trabajó con total normalidad otra vez y estará listo para la final contra el Borussia Mönchengladbach del miércoles.