ATLÉTICO DE MADRID

La mutación de Lemar

Lemar fue uno de los mejores ante el Valladolid. Volvió a marcar. No anotaba desde abril de 2019. Frente al Valencia ya destacó. El francés parece otro, decidido a mostrar su calidad.

La mutación de Lemar.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Thomas Lemar fue uno de los jugadores que pudo haberse marchado el pasado verano. El Atlético necesitaba sacar algún jugador para hacer dinero y el francés estuvo en la rampa de salida. Desde el Wanda Metropolitano se elogió la calidad del centrocampista quizá para intentar no devaluar más a un jugador que no había rendido en el club madrileño todo lo que se esperaba. Finalmente no salió y Simeone siguió teniendo a sus órdenes a un futbolista al que aún no ha sacado el rendimiento que puede. Ante el Valladolid Lemar volvió a marcar. No anotaba desde el 20 de abril de 2019 (temporada 2018-19), en encuentro ante el Eibar. La temporada pasada no marcó ningún tanto.

Mucho tiempo para un jugador con su calidad. El partido ante el conjunto vallisoletano fue redondo para el Atlético: el equipo madrileño se hizo con los tres puntos y recuperó para la causa a Lemar, uno de los triunfadores de la noche. El otro fue Marcos Llorente, cada día con más peso en el Atlético. Hay triunfos que tiene una gran significación y el conseguido ante el Valladolid es uno de ellos. El jugador tampoco se vino abajo con las críticas. A la conclusión del partido liguero comentó que las aceptaba y que son parte de su trabajo.

Lemar, 25 años, acaba contrato con el Atlético en junio de 2023. Costó 70 millones por el setenta por ciento de su pase, una cifra importante. Ahora su valor de mercado es de 15 millones, muy por debajo de lo que pagó el Atlético. Su inicio fue espectacular, pues deslumbró en el encuentro de Supercopa de Europa frente al Real Madrid en Tallin. Los del Cholo ganaron al eterno rival por 2-4 con Lemar haciendo diabluras. Después, poco más se supo de él. Este año ha ido de menos a más y en los últimos partidos sí se ha visto un jugador con chispa, con fe, pidiendo el balón y teniendo peso en los partidos. Ante el Valencia, en la anterior jornada, ya fue el mejor.

Varias son las causas para esta mutación de Lemar. Cierto es que Simeone siempre tuvo fe en el francés. En las ruedas de prensa elogió su calidad y "lo buen jugador que es". A pesar de no terminar de arrancar, el Cholo siempre tuvo la esperanza de que sacase el fútbol que lleva dentro. Lemar ha jugado todos los partidos de LaLiga, excepto dos (Huesca y Villarreal). Ante Osasuna o Barcelona su presencia fue testimonial (cuatro y seis minutos). Frente a Celta, Valencia y Valladolid sí jugó más de una hora. Frente al conjunto pucelano jugó 77 minutos, su récord de participación en LaLiga esta temporada. Claramente va ganando peso en el equipo. A ello contribuye también lo cargado del calendario. El Atlético juega Champions el miércoles y Simeone dejó en el banquillo a Koke, João Félix y Marcos Llorente. En Liga de Campeones ha jugado todos los partidos, aunque con poca participación.

Simeone también ha defendido que Lemar se entrena muy bien. Cierto. No hay queja con el francés en este sentido. Todo lo contrario. Hay jugadores que se entrenan de maravilla y que luego no dan con la tecla en los partidos. Lemar ha sido uno de ellos. En el vestuario, sin embargo, todos se alegraron por el tanto de Lemar ante el Valladolid, con el que se quitó de un peso de encima. Lemar tampoco tiró la toalla y en el vestuario saben que es un jugador que puede ayudar mucho al equipo. Simeone siempre destacó de él su personalidad. Siempre lo intenta, le salga bien o mal. Se equivoca en el pase, pero en la siguiente jugada pide la pelota y vuelve a intentarlo.

El entrenador rojiblanco, por otro lado, ha ido alternando posiciones con el francés. En el primer tiempo ante el Valladolid el Atlético puso a Correa y Luis Suárez en punta, ayudado en la media punta por Lemar. Entonces se vio al francés siempre en contacto con la pelota, cerca de los puntas. En el segundo tiempo el equipo varió su manera de jugar y Lemar pasó a la banda izquierda. En la anterior jornada liguera también fue uno de los mejores en Valencia, ante un equipo que se cerró muy bien en su parcela.

Lo principal para el Atlético es que todos están enchufados. Hermoso, Herrera, Lemar... jugadores que en teoría salían en este inicio de temporada con menos opciones que los demás han rendido bien y el Cholo tiene dónde elegir. Para el entrenador del Atlético es un lujo que pueda dejar en el banquillo de inicio a alguno de sus mejores jugadores. En su tercera temporada Lemar parece dispuesto a explotar.