'COLGAR LAS ALAS' | LUIS FERMOSO

"A Iker Casillas le emocionó ver en la serie su infarto; no tenía ni idea de lo que ocurrió ese día"

Iker Casillas ya tiene la serie documental que cuenta su historia. Luis Fermoso (Valladolid, 1973) profundiza con AS en el viaje de Colgar las alas (Movistar+).

"A Iker Casillas le emocionó ver en la serie su infarto; no tenía ni idea de lo que ocurrió ese día"
Movistar+

La historia de Iker Casillas y su proceso de recuperación tras el infarto llega con Colgar las Alas, la serie documental de seis capítulos de Movistar+. Su director Luis Fermoso comparte con AS las claves de un rodaje sensible y un trabajo que también apunta al futuro.

Es usted un experto en Casillas. ¿Cómo lo ve? ¿Cambió?

Sí, en cuanto a fechas y vivencias me convalida. Ya tengo el tercero de Casillas por lo menos. (Risas). La entrevista principal duró cuatro horas. Hemos grabado con él cada mes desde verano del año pasado. Y puede haber más de cuatrocientas horas de grabación. Teniendo en cuenta que he asistido a su momento más complejo, añadido al más complejo de la vida de todos por la pandemia, quiero pensar que lo que he visto es un momento exclusivo. Una persona que tiene que recuperarse de un infarto, asumir que el fútbol puede acabarse, que tiene que recluirse como todos los demás. Todo es extraordinario. Bajando al terreno, he visto un Iker muy tranquilo, sosegado, reflexivo y maduro. El infarto, la paternidad, casi cuarenta años... Hay un punto de serenidad dentro del caos de estos últimos tiempos.

Él se sabe un tipo con suerte.

Se considera afortunado por todo lo que le ha ocurrido. Le ha dado un infarto con 37 años que es de muy mala suerte, pero aún así él prefiere la lectura optimista. Es consciente también de que se pudo quedar ahí. Si le ocurre una noche en su casa igual no lo cuenta.

¿Le ve con ganas de cerrar antiguas heridas como la salida del club de su vida?

"Iker Casillas es Superman para nosotros; ver que no podía con 30 kilos fue duro"

Luis Fermoso

Sí. Es parte del proceso que hablamos. De calibrar o ponderar lo que te ha ocurrido la vida y el momento en el que estamos. Hay un punto de serenidad y sosiego. Y añadiría sinceridad. No digo que antes no lo fuera, pero todos sabemos cómo son los deportistas en el día a día y cómo cuando paran y revisan lo hecho. Casillas hablará de su salida en el quinto capítulo. Una reflexión global, sus recuerdos y lo que supone hoy.

¿Alguna confesión sobre su futuro o vuelta al Real Madrid?

Como confesión, si existe, no podré decirla, pero tiene que ver con un deseo de permanecer en el fútbol. Es un momento muy bestia. Se ha retirado en agosto, vuelve a vivir en Madrid... No sé si volverá. Me llevo por los hechos. Esta serie no tiene regates ni decisiones a cámara. Es muy Iker, que es un tipo muy llano.

¿Qué testimonios le llegaron más a usted?

El de Sandro, el encargado de seguridad, que me parece un personaje delicioso. Pero el que me ganó fue Robben. Su respuesta sobre el mano a mano de la final del Mundial va íntegra. Se merece todos los ojos y el tiempo. No le voy a quitar ni una duda. Que la gente sienta en casa lo mismo que sentí yo en el bruto de la entrevista. He disfrutado mucho también con Toshack, Buffon, Piqué y, por supuesto, Mourinho. El quinto capítulo con él será un disfrute. Será uno de los más potentes por aquella tormenta de Clásicos.

¿Habrá reconciliación?

Están los dos en un punto de tranquilidad. Son dos personas adultas con algo que les ocurrió y con una perspectiva del tiempo que lo calma todo. No hay reencuentro, pero están muy bien los dos y todavía hay tiempo para algún pellizco. (Risas).

¿Qué le impactó más a Iker Casillas?

Le impactó y le emocionó mucho cómo contamos su infarto. Él ha asistido a su infarto. No tenía ni idea de lo que había ocurrido a su alrededor. Lo pasó tan mal aquellas horas que ver el episodio uno le ha gustado. Le ha gustado también ver actuaciones suyas como un partido del Madrid C del 99 que no recordaba.

¡Tiene buena memoria!

Bestial. Ha sido uno de los grandes aliados del departamento de documentación. Hablas de una parada y te lo dice todo. Cuartos de final de Copa, campo del Eibar, noviembre del 98. ¡Te dice el minuto! Maravilloso para nosotros porque además te lo va narrando.

"No hay reencuentro Mourinho-Casillas, pero hay tiempo para algún pellizco"

Luis Fermoso

¿Con qué parada se queda?

La de Robben tiene un plus. Ese día nos habríamos casado todos con Casillas... Luego la que le hace a Perotti es antológica, pero tiene una a Kovacevic en un partido de Champions creo ante Olympiacos... Ganando 3-2 en los minutos finales saca una mano increíble a una volea en el área pequeña.

¿Cuánto se verá del Casillas con un perfil más político que aspira a la Federación?

Hay un recorrido. Si le hemos seguido durante más de un año tiene que dar respuesta a las dudas de si presentaba o no a la Federación. Tendrá reflejo. Es algo importante. Le he visto bien. Argumentaba lo que le apetecía. Me pareció una opción, una búsqueda para un recorrido profesional.

¿Cómo fue el rodaje?

Nos encontramos a un supercampeón en un momento muy difícil que no puso límites. Estuvimos con el Iker más frágil y luego cuando vuelve a estar como un toro. En noviembre se quiere comer el mundo con entrenamientos de alta intensidad a los que no llegarían algunos deportistas sin patología cardíaca. Y luego cuando recibe el alta. Cuando no podía levantar 30 kilos es duro. Para nosotros Iker Casillas es Superman y veíamos cómo no podía pasear diez minutos porque se ahogaba. Para Iker su última competición fue prepararse para la última charla del apto o no apto. Y la ganó. Si tiene 23 años yo creo que no lo paran en su vuelta. Se nace con eso. Intentando ser el mejor. Bromeábamos sobre su posible vuelta y él nos dijo un día que creía que podía volver. Es el concepto de la competición. Nacen con eso. Intentando ser mejor que el chavalín que tiene al lado y eso te transforma en el sentido positivo. Su rivalidad con César por ejemplo. En su momento fue intensa y explica muchas cosas. O la final de Glasgow. O el momento actual. Necesitan competir.

"No puso límites; se enfrentó a la toma de decisiones con la cámara encendida"

Luis Fermoso

¿Por qué una serie documental y no un único documental? ¿De quién parte la idea?

Casillas tenía ganas. Quería recoger su proceso. Tiene la sensación de que su historia puede servir a la gente que está pasando por lo que ha pasado él. Estaba planteada una serie documental desde el inicio. Es atractivo contarlo así. A fuego lento. Tienes tiempo para que cada historia respire lo que debe. Puedo quedarme en Glasgow, entender la rivalidad con César, los penaltis de Italia… En principio no habrá más episodios. En seis contamos toda la historia de Iker

Defina la serie.

Es el repaso al portero más extraordinario que hemos tenido en el momento más irrepetible y extraordinario también. No es fácil glosar una vida como la suya y menos en el contexto de una retirada. Es lo que más marca. Se ha enfrentado a la toma de decisiones con la cámara encendida. Me parece un ejercicio de generosidad tremendo. Un tipo que ha ganado todo, posiblemente el mejor portero de la historia de España, ha decidido radiografiar su decisión en un momento muy íntimo. El relato ofrece una doble velocidad. Asistir al presente de Iker en su recuperación y a punto de una decisión y, al mismo tiempo, otro relato para repasar una historia legendaria. Ahora mismo no estoy en la meta a la que quiero llegar. Es tanto tiempo consumido en el sentido positivo que hay un punto de pérdida de norte. Hay ganas de terminar, pero también vértigo. Hemos aprendido a montar un documental en casa. Luego enfrentarte al archivo de Movistar+ es terriblemente maravilloso, pero te aplasta. Ha sido un disfrute, pero también un sufrimiento.

Igual le toca a Iker Casillas invitarle a algo...

(Risas). Conmigo esa leyenda no se confirmó. ¡Algún que otro pescado me he tomado con él en Oporto!

Iker Casillas, frente a la cámara.