GIRONA

Alcorcón-Girona, un partido que está marcado en rojo

Son los equipos de Segunda que más expulsiones han sufrido en lo que se lleva de temporada. Los alfareros han visto siete tarjetas rojas y los rojiblancos, ocho.

Alcorcón-Girona, un partido que está marcado en rojo
ANGEL SANCHEZ

Alcorcón y Girona se dan cita este viernes en el estadio de Santo Domingo en un duelo que, sin duda, está marcado en rojo. Más allá de ser un encuentro importante para las aspiraciones de ambos, los alfareros buscan escapar del último puesto de la tabla y del descenso y los rojiblancos alcanzar los puestos de playoff, hay algo que tienen en común este curso: el cúmulo de expulsiones que han sufrido. Tanto Alcorcón como Girona han disputado 13 partidos de Liga y son los conjuntos que más tarjetas rojas han visto. Mientras que los alfareros han visto siete, los gerundenses son líderes en este aspecto con ocho.

Sufrir expulsiones es algo que merma a la hora de afrontar los encuentros y Alcorcón y Girona lo han padecido en exceso en lo que se lleva de curso. El conjunto rojiblanco, con ocho rojas, no ha sido capaz de ganar ninguno de los encuentros que ha tenido que competir con, como mínimo, un jugador menos. Actualmente, parece que ha logrado detener el ritmo de expulsiones y lleva dos jornadas seguidas, el récord este curso, sin ver una tarjeta roja. El Alcorcón, por el contrario, no puede decir lo mismo porque está metido en plena tormenta. Tal es así, que los últimos cuatro encuentros los ha finalizado con un jugador menos. Eso sí, parece que los alfareros se han acostumbrado bien a ello porque han sido capaces de ganar los dos últimos duelos, ante Lugo (1-0) y Castellón (0-2). Ha coincidido, también, con la llegada de Anquela al banquillo.

Este viernes, tanto Alcorcón como Girona estarán bajo el foco. Por fortuna para los rojiblancos, esta jornada no tiene que lamentar ninguna baja por sanción porque ya recupera a Jonás Ramalho. El central fue castigado con dos partidos por su roja directa ante el Mallorca por el rifirrafe con Marc Cardona.