CELTA

Coudet, de líder a colista en tan solo dos semanas

El actual entrenador del Celta encabezaba la clasificación de la liga brasileña con el Internacional de Porto Alegre cuando aceptó la propuesta celeste.

El entrenador argentino Eduardo Coudet conversa con sus ayudantes sobre el césped de Balaídos.

Reza el tópico que no es lo mismo jugar para ganar un campeonato que para mantener la categoría. La vigencia de esa máxima futbolística la va a poner a prueba Eduardo Coudet. El técnico argentino lideraba a principios de noviembre el Brasileirao con el Internacional de Porto Alegre y dos semanas después cierra la clasificación del campeonato español con el Celta. Un cambio radical para un entrenador acostumbrado a luchar por objetivos ambiciosos.

Desde que en diciembre de 2014 dio el salto a los banquillos haciéndose cargo de Rosario Central, el Chacho siempre se ha movido lejos de la zona de peligro. A su primer equipo lo clasificó para jugar la Copa Libertadores; después dirigió al Tijuana mexicano, dejándolo en la mitad de la tabla; y en su regreso a Argentina logró el billete para la Copa Sudamericana con Racing Club en la temporada anterior a proclamarse campeón de liga con la histórica entidad de Avellaneda.

En los últimos días del pasado año cambió de país dentro del fútbol sudamericano y se comprometió con Internacional. El conjunto gaucho ocupaba el primer puesto al inicio de la segunda vuelta de la Serie A cuando Coudet dejó boquiabierto al fútbol brasileño: decidió cruzar el charco y poner rumbo a Vigo. El relevo en el banquillo no le ha sentado nada bien al equipo de Porto Alegre, que ha caído a la cuarta plaza tras perder los dos primeros partidos con su nuevo entrenador.

El debut del Chacho en LaLiga tampoco ha sido el deseado. La derrota del pasado sábado en Sevilla no solo le costó al cuadro olívico verse arrastrado a los puestos de descenso, sino que los célticos son los actuales colistas de Primera. El sucesor de Óscar García sabía a dónde venía. El Celta ha terminado en la 17ª posición las dos últimas temporadas, salvándose en ambas ocasiones en la última jornada. Coudet, que ha firmado hasta junio de 2022, se enfrenta a algo desconocido en su carrera, al fantasma del descenso.