ALBACETE 1 - ALMERÍA 2

Aprobados y suspensos del Almería: ¡Cuenca de mi vida!

El zaguero se fue con la sub-21 tras anotar el gol del triunfo en Vallecas, regresando con otro testarazo inapelable que da una nueva victoria.

Aprobados y suspensos del Almería: ¡Cuenca de mi vida!

Makaridze. Parecía que iba a jugar Fernando, al regresar el georgiano hace apenas dos días. Sin embargo, el internacional volvió al once, cometiendo un penalti tonto a Manu Fuster. No adivinó la trayectoria del lanzamiento de Jiménez.

Balliu. Se incorporó al ataque menos que de costumbre, entendible al ir venciendo su equipo casi todo el encuentro. Vio una amarilla en el 87 por perder tiempo, que le impedirá jugar el jueves por cumplir ciclo.

Maras. Esta puede ser su temporada definitiva. Cuenca le hace mejor, cumpliendo tanto en defensa como en ataque, ya sea sacando el balón jugado como por arriba en las jugadas a balón parado.

Cuenca. Tuvo el gol pasada la media hora de juego en un centro de Aketxe. Después de otra actuación en la que demostró que la Segunda se le queda pequeña, cuando peor estaba el Almería se erigió para marcar con la testa un tanto decisivo por segunda jornada consecutiva. No se entiende que el Barcelona lo dejase escapar así.

Akieme. De más a menos, necesita una mayor regularidad tanto entre partido y partido como dentro del mismo encuentro.

Samu. Parece difícil que mejore la actuación respecto a su último encuentro. Pero lo hace. Va a más, capitán general a los 19 años. Volvió a demostrar que está aprendiendo a saber cuándo bajar las revoluciones, aunque pudo ahorrarse la cartulina que le impedirá estar ante el Tenerife.

Morlanes. El complemento ideal de Samu, se entienden a la perfección. En una de las muchas veces que circularon el balón empezaron a triangular como si fuesen niños del instituto jugando en el patio de Primaria.

Corpas. Materializó desde los once metros su quinto tanto del curso. En 500 minutos tiene el mejor registro goleador en sus tres temporadas en la categoría de plata. Va camino de pulverizar su marca personal: ocho con el Linares, en Segunda B en la 17-18. Antes de hacer el 1-0 hizo una entrega fallida en una acción de las que un profesional no puede errar. Pero poco se le puede reprochar este curso.

Aketxe. También de más a menos. Permutó su posición con Corpas, a pesar de que el bañusco no suele jugar como mediapunta. Desde el costado diestro le puso un regalo a Cuenca en la primera parte.

Villalba. Se ha hecho dueño del carril zurdo por delante de Lazo, aunque necesita mostrar más. La competencia le aprieta.

Sadiq. Un incordio para Boyomo y Gorosito. Provocó el penalti para los rojiblancos -hoy de negro y azul-. Aun así, necesita más regularidad con el gol.

Petrovic. El serbio está en buen momento, siendo habitual que refuerce el centro del campo en las segundas partes con el marcador a favor. Fue clave su veteranía para temporizar.

Ramazani. Esta vez actuó por la derecha. Estuvo a punto de ser expulsado por ser tan descarado a la hora de parar el partido.

Lazo. Botó la falta para que Cuenca rematase a gol. En el tiempo extra un libre directo suyo casi supone el 1-3. Puede dar más de todas maneras.

De la Hoz. Sin tiempo.

Villar. Igual que De la Hoz.

Gomes. Su 1-4-2-3-1 se ha convertido en inamovible de inicio y las rotaciones, una constante. A pesar de la buena racha de su equipo, hizo cuatro modificaciones respecto al duelo ante el Mirandés: las tres bajas que tuvo por el Virus FIFA y Aketxe, quien entró en detrimento de Ramazani. La entrada de Petrovic en el segundo acto aportó veteranía, siendo clave en el resultado el cambio de Lazo. Vive su momento más dulce.