REAL MADRID

Benzema lo tiene muy difícil para llegar al duelo contra el Inter

El delantero francés volvió a trabajar de forma individual, combinando gimnasio y césped. Casemiro y Militao, aún pendientes de nuevas pruebas PCR.

Todo apunta a que el Real Madrid tendrá que afrontar su partido crucial contra el Inter de Milán en San Siro, el miércoles a las 21:00 horas, sin su principal figura de ataque. Benzema volvió a completar el entrenamiento en solitario este lunes, combinando gimnasio y césped y tocando balón, pero sin trabajar con los compañeros. Salvo milagro que le permita ejercitarse mañana sin problemas con el resto, no entrará en la convocatoria ni viajará a Milán, lo que dejará a Zidane de nuevo con un único nueve para afrontar el choque: Mariano Díaz.

Benzema se marchó del último partido antes del parón de selecciones que acaba de pasar, ante el Valencia en Mestalla, con molestias musculares en el aductor izquierdo. Se sometió a pruebas para ver el alcance de la lesión, pero el Madrid no emitió comunicado al respecto, no está claro si por decisión del club o por petición del jugador (no sería el primero que pide que no se publiquen sus partes médicos). Pero ya se perdió la visita al Villarreal del pasado sábado, que terminó con empate a uno, y tiene pinta de que tampoco estará en Milán. Sin Jovic, positivo por COVID-19 a su regreso de la concentración de la selección serbia, el Madrid deberá apañarse sólo con Mariano (que marcó en Villarreal y tiene números excelentes de blanco) en un choque en el que se juega buena parte de sus opciones de pasar a octavos de Champions. Una derrota podría ser fatal.

Ni Militao ni Casemiro

No estuvieron en el entrenamiento blanco ni Militao ni Casemiro. Los dos habían superado, supuestamente, sus respectivas infecciones por COVID-19, pero en los test previos a la visita al Villarreal ofrecieron un resultado indeterminado que obligó a confinarlos de nuevo, a la espera de un nuevo negativo que confirmase que están libres de la enfermedad. Esas pruebas se han realizado esta mañana, pero los resultados todavía no están disponibles (las PCR tardan unas 8-10 horas) y por tanto siguen aislados. 

Hazard y Asensio, durante el entrenamiento del Real Madrid.

Odriozola saltó al césped para trabajar en solitario, lo que es un avance en la recuperación del lateral, que pareció estar a punto de regresar al grupo hace semanas, pero recayó y ha necesitado más trabajo en el gimnasio y con los recuperadores. Dentro de las instalaciones de Valdebebas se ejercitaron los otros dos lesionados blancos, Sergio Ramos y Fede Valverde.