CASTILLA 3 -NAVALCARNERO 1

El Castilla de Raúl revive

El filial blanco levantó en los últimos veinte minutos el 0-1 del Navalcarnero gracias a la expulsión de Fratelli y a los tantos de Hugo Duro, Gila y Dotor. Arribas, genial.

El Castilla le hizo un aguanís a una potencial crisis y se fue a la ducha tras machacar a un Navalcarnero que se vio ganando durante bastantes minutos en Valdebebas. Cosas del fútbol, que a veces no admite grises. El filial de Raúl, avinagrado en la banda, coqueteó con su tercera derrota consecutiva pero aprovechó al máximo la roja al visitante Fratelli para levantar el 0-1 en contra y terminar destrozando por aire al rival rojiblanco que estaba imbatido este curso. Tres goles de cabeza como tres bofetones en sólo seis minutos. El Naval aún está preguntándose cómo. 

Un marcador abultado en buena parte por la precisión en el balón parado de Arribas, que puso dos goles en las cabezas de Gila y Dotor. Su zurda no tiene nada que envidiar, en este arte, a la diestra de Kroos cuando busca de memoria a Ramos. Esos dos goles se unieron al tanto también de cabeza de Hugo Duro, todo desde el minuto 78 al 84, en lo que supone la tercera diana del atacante getafense con el filial, que tiene los nudillos desgastados de tanto llamar a la puerta del primer equipo. En Vila-Real, casi a la misma hora, Zidane tenía en el banquillo un delantero (Aranda) del Juvenil. Cosas difíciles de comprender. Ese tanto de Duro le dio impulso al filial aunque estaba siendo peor. El Navalcarnero había tenido ocasiones y al fin cristalizó ese rondar mejor el gol con el de Gonzalo Saiz al aprovechar una asistencia apetitosa de Víctor Carlarge.

El final frenético del partido dio hasta para una lesión castillista. Raúl tendrá que estar atento a la lesión de Gila, que se une de momento a la baja de larga duración de Pablo Ramón y a la de Víctor Chust, reclutado por Zidane por la ausencia de Sergio Ramos. El eterno siete terminó con cara de poca felicidad pese al 3-1 porque el Naval estuvo cerca de crear una herida grave. Espera más de su Castilla y conociendo su carácter cuando estaba al otro lado, no va a parar hasta conseguirlo.