REAL MADRID

Recado de Bale al Madrid: "Es bonito estar donde me quieren"

El jugador del Tottenham, cedido por el club blanco, habló desde la concentración de Gales: "Creo que estoy en un buen lugar ahora mismo".

Bale sigue mostrando al mundo que el cambio de aires le ha sentado bien. Hace unos días, el seleccionador interino de Gales, Robert Page (Ryan Giggs pidió permiso para no dirigir a la selección en este parón), ya hacía referencia a ello: "Se ha vuelto a enamorar del fútbol". Y ahora es el propio Bale quien deja claro que se siente mejor que en cursos pasados. Un elogio para el Tottenham, su actual equipo, y por comparación un recado para el Madrid, su propietario y quien le ha cedido al club londinense.

"Es bueno volver a jugar, es bueno estar en un lugar donde me quieren, me siento amado. Estoy recuperando mi forma física y volver a jugar es lo que hace feliz a todos los futbolistas. Siento que estoy en un buen lugar en este momento, todavía hay más por venir, más por mejorar, y estoy deseando que llegue. Se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse, el cuerpo vuelve al ritmo de juego cada pocos días, te pones un poco más rígido de lo normal, pero cuantos más partidos estoy jugando, mejor se adapta mi cuerpo", comentó Bale desde Gales, en unas declaraciones recogidas por 'Wales Online'.

"Va a tomar un poco de tiempo todavía, pero estoy en el camino correcto y estoy disfrutando jugando de nuevo. Todavía necesito ponerme un poco más en forma y más afilado, pero lo estoy logrando. Han pasado seis semanas desde que regresé. Se trata de mejorar, se necesita un poco de tiempo, especialmente cuando eres un poco mayor, pero estoy emocionado de volver a estar en plena forma. Ojalá no pase mucho tiempo, y que para el verano, antes de la Eurocopa, haya alcanzado mi pico de forma", explicó el galés, que parece no echar en falta en absoluto al Madrid.

Bale y el Madrid, relación rota

No es de extrañar, en las últimas temporadas la relación entre Bale y el Madrid, más en concreto con Zidane, se había enturbiado seriamente. Tanto que el curso pasado apenas acumuló 1.261 minutos y destacó mucho más por sus polémicas (marcharse del campo antes de que acabasen los partidos, aquella pancarta con el "Wales. Golf. Madrid. In that order"...) que por su juego: apenas anotó tres goles.