BARCELONA

Mbappé pudo ser del Barça a cambio de 100 millones en 2017

Javier Bordás, exdirectivo blaugrana, ha afirmado en una entrevista a 'Mundo Deportivo' que desde la secretaría técnica se prefirió fichar a Dembélé.

Kylian Mbappe.
VALERY HACHE AFP

Kylian Mbappé es el gran objetivo del Real Madrid para el próximo verano. Sin embargo, la historia podría haber sido bien diferente si el Barcelona hubiera apretado el gatillo en 2017 y se hubiera lanzado a la contratación de la, por entonces, promesa del Mónaco. Ese verano, Neymar agitaba el planeta fútbol con su marcha al PSG, 222 millones de euros mediante, y con el dinero fresco, la secretaría técnica blaugrana, encabezada por Robert Fernández, tuvo a tiro al gran anhelo blanco a cambio de 100 millones de euros, como bien ha contado Javier Bordás, exdirectivo del Barça entre 2010 y 2020, en una entrevista para Mundo Deportivo.

Aquí la explicación: "Cuando estábamos para hacer el fichaje de Dembélé me llamó Minguella para decirnos que Mbappé estaba a tiro. Yo hablé con Bartomeu y me dijo que lo mirase. Llamé a su padre y me dijo que no iba a ir al Madrid porque estaban Cristiano, Benzema y Bale y en cambio al Barça podía ir porque no estaba Neymar. El presidente del Mónaco prefería que fuese al Barça para no reforzar al PSG, rival directo. Y por 100 millones se podría haber hecho. Pero Robert prefirió a Dembélé y le apoyó Pep Segura. La explicación fue que Mbappé juega para él y Dembélé juega para el equipo. Y como se fue un extremo como Ney, Robert prefería más un extremo que a un finalizador".

Una vez conocido el futuro, es fácil juzgar el pasado. Las carreras de ambos protagonistas han sido contrarias desde ese 2017. Mientras que el barcelonista no ha conseguido responder a la potente apuesta monetaria realizada, entre problemas físicos, de rendimiento y episodios más allá de los terrenos de juego, el de PSG se ha coronado como el mayor heredero al trono del fútbol mundial que, antes o después, Leo Messi y Cristiano Ronaldo dejarán vacante.

La cal y la arena

No obstante, el Dembélé que llegaba a Can Barça era uno de los diamantes con mayor brillo del continente. En la temporada 2016-17, en la del paso de los 19 a los 20 años, jugó 49 partidos, en los que acumuló unas estadísticas de relumbrón: 10 goles y 21 asistencias. Además de toda una suerte de regates que fueron los que acabarían cautivando a la secretaría técnica azulgrana. Desde entonces, algún brote verde, pero más sombras (lesiones) que luces en los 82 encuentros disputados con la elástica blaugrana (22 goles y 17 asistencias).

De Mbappé sobran las palabras y sus 97 goles y 58 asistencias, en 132 partidos, con el PSG hablan por sí solos. El conjunto parisino se encuentra inmerso en un proceso de renovación de sus estrellas nada sencillo (tanto Neymar como el francés acaban contrato en 2022), proceso que al que el Real Madrid no quita ojo. Sea como fuere, el traspaso que comenta Bordás quedará con uno de los grandes 'y sis' del fútbol moderno.