INGLATERRA

La afición del Wrexham da el sí a Ryan Reynolds y Rob McElhenney

Los actores Hollywood han recibido el respaldo mayoritario a su proyecto para el equipo de los aficionados y dueños del histórico club galés

0
Ryan Reynods
SHANNON STAPLETON REUTERS

Los actores de Hollywood Ryan Reynolds y Rob McElhenney están a un paso de completar la adquisición del Wrexham, el histórico club galés que tiene casi 150 años, una vez que los miembros del Wrexham Supporters Trust (WST), aficionados y propietarios del club, han votado mayoritariamente a favor del proyecto. Los actores habían presentado hace tiempo una propuesta, pero que explicaron por videoconferencia la semana pasada a los aficionados. Ryan Reynolds y Rob McElhenney explicaron que el objetivo de su proyecto es hacer crecer el club, que actualmente juega en la quinta división de Inglaterra, y conseguir que llegue a jugar en la Premier por primera vez. Sus mayores hitos deportivos en Inglaterra ha sido llegar tres veces a los cuartos de final de la FA Cup.

Otro punto importante dentro del proyecto de los dos actores está la mejora del mítico Racecourse Ground. Este estadio, que está reconocido como el más antiguo del mundo, cuenta con la capacidad para 10.000 aficionados.

WST ha anunciado que más del 91% de sus miembros habían participado en un extraordinario votación y de ellos más de 1.800 miembros se habían mostrado a favor de la propuesta de Reynolds y Rob McElhenney. Y con el siguiente comunicado anunciaba el traspaso de la propiedad del club "Como tal, sujeto al acuerdo final, la liga y la confirmación de la FA - RR McReynolds Company, LLC tomará el control del 100% de Wrexham Football Club Limited de la WST. Ambas partes procederán ahora a ultimar los detalles de la adquisición, y actualizaremos a los seguidores de Wrexham tan pronto como podamos".

Los medios ingleses valoran que la adquisición del club por parte de Reynolds, famoso por protagonizar Deadpool, y el actor estadounidense McElhenney, creador y estrella de la comedia It's Always Sunny in Philadelphia rondaría los dos millones de libras (2,64 millones de dólares).