LEGANÉS

Rosales vuelve a romperse y podría estar fuera 2 - 3 semanas

El venezolano sufrió un pinchazo en la pierna izquierda ante Brasi (63') que apunta a rotura de fibras. Este curso ya había sufrido dos lesiones más.

Rosales vuelve a romperse y podría estar fuera 2 - 3 semanas
POOL REUTERS

Roberto Rosales se ha vuelto a lesionar. El lateral derecho del Leganés tuvo que ser sustituido esta madrugada en el encuentro que medía a su selección, a Venezuela, y a Brasil (derrota 1-0 para la Vinotinto). Titular con Peseiro, Rosales sufrió un pinchazo en la zona posterior de la pierna izquierda en un despeje defectuoso que hizo a centro de Lodi, el lateral del Atlético de Madrid. Corría el minuto 63 de partido. Apenas apoyó el pie en el suelo, el pepinero reclamó el cambio. Apunta a una posible rotura. De confirmarse la lesión, Rosales se perderá entre 2-3 semanas de competición.

En el panorama más optimista no jugaría tres partidos con el Leganés (Málaga, Espanyol y Ponferradina). En el escenario más pesimista, podrían ser hasta cinco partidos. En ese caso tampoco estaría ante Rayo Vallecano y Tenerife.

El futbolista ya jugó los minutos previos a la dolencia dando alguna muestra de fatiga y problemas. De hecho el despeje en el que se lesionó parecía más producto del cansancio, que de una imprecisión. Con las medias bajadas, Rosales parecía cansado. Una llamativa tira kinesiológica recorriendo parte de la pierna izquierda, precisamente la parte posterior, la lesionada, daba a entender que no estaba en plenitud. Se desconoce aún si el jugador abandonará la concentración y volverá a España o si acompañará a los suyos hasta el final de esta ventana FIFA.

Maldiciendo al cielo de Morumbi

Su salida del césped de Morumbi, en Sao Paulo, Brasil, destiló impotencia y rabia. Rosales se fue del campo con las manos en la cara, lamentando su suerte y clamando al cielo brasileño. Lógico. No es la primera dolencia que sufre este futbolista que, en lo que llevamos de temporada e incluso de 2020, ha sufrido problemas físicos recurrentes. Y la mayoría vinculados con sobrecargas o dolencias de tipo muscular.

De hecho, Rosales viajó a Venezuela poco después de salir de una lesión muscular que lo tuvo fuera de los terrenos dos semanas. Volvió de la última ventana FIFA ya tocado y los siguientes partidos de Liga no los disputó. Pese a esas molestias, en el Leganés tenían claro que no podrían retenerlo, que viajaría.

“Ya está con el grupo entrenando, ha hecho con el grupo estas dos últimas sesiones y es probable que pueda venir con nosotros. Si no es en este partido, en el siguiente vendrá convocado. Y si se encuentra en condiciones, tendrá que viajar con Venezuela”, confesó José Luis Martí, el entrenador del Leganés, el 28 de octubre, en la previa de la visita a Sabadell.

Para aquel duelo se quedó fuera de la lista, pero en el siguiente, ante el Mirandés retornó y jugó. Disputó casi toda la segunda parte por la lesión, también muscular, de Omeruo. En el último partido del Leganés, el viernes 6 de noviembre, estuvo entre los convocados que se desplazaron a Albacete, pero no jugó.

Tres lesiones musculares esta temporada

Esta es la tercera lesión muscular que sufre Rosales en lo que llevamos de temporada. Titular en los primeros tres partidos de Liga ante Las Palmas, Lugo y Cartagena, ya en la cuarta jornada frente al Castellón, se cayó de la lista por molestias. Tarín ejerció de titular y, tras este duelo, Palencia se hizo con un lateral derecho que ahora le pertenece a Bustinza. El caso es que Rosales no ha entrado en la rotación y disputa por la banda derecha por esas molestias.

Tras aquella primera dolencia llegó la segunda, posterior a la ventana de partidos FIFA de octubre. La que se ha producido ahora es la tercera en una baja, por cierto, fundamental para Venezuela. Pocos minutos después de la lesión de Rosales llegó el gol de Brasil, en el que Gabriel Jesús aprovechó la ausencia de Rosales para ganarle la espalda a Machís y forzar que el delantero del Granada dejara el balón muerto que embocó a portería

Ya la pasada temporadas Rosales sufrió problemas vinculados a fatiga muscular. En el tramo final del campeonato era frecuente verle sustituido cuando los partidos rondaban el minuto 70 para evitar problemas y que esa fatiga acabara convirtiéndose en sobrecargas o roturas. La mala suerte de este tipo de dolencias persigue al internacional venezolano.