ALEMANIA

Las lesiones desarman al Bayern

Kimmich se suma a las bajas de Davies, Süle, Pavard, Sieb y Zirkzee. La lesión podría ser realmente grave y si hay operación tendrá varios meses de baja.

Pasada la media hora de partido en el Borussia Dortmund-Bayern Munich cuando un pase de Sarr acabó en los pies de Haaland y este encaraba la portería. Ante la amenaza del delantero, Kimmich arrancó y se lanzó abajo y con fuerza. Su rodilla, estirada, chocó con la del noruego y quedó tendido. Haaland casí por los suelos justo en el centro del campo pero la peor parte se la había llevado el alemán. El colegiado paró el juego y le sacó amarilla mientras estaba rodeado por los doctores del Bayern y se cubría la cara donde se juntaba una expresión entre dolor y lamento. La amarilla daba igual. Kimmich estaba fuera del partido.

Hansi Flick llamó rápidamente a Corentin Tolisso que entró a sustituir al alemán. El partido, por entonces, marchaba 0-0 y acabaría con victoria por 2-3 para los muniqueses pero pagando el precio de perder a uno de sus mejores jugadores.

Momento en el que Kimmich entra con fuerza a Haaland para evitar el gol del Borussia Dortmund. Al fondo, Marco Reus.

Según informa Bild, Joshua Kimmich tiene una lesión del ligamento externo de la rodilla derecha. Ya en el vestuario, asegura este diario, el jugador les comentó las malas sensaciones a sus compañeros. Estas, están a falta de confirmarse por los médicos que le someterán a pruebas en breve aunque no apunta demasiado bien. Añade Bild que los servicios médicos están a la espera de conocer la cantidad de daño que recibió el ligamento. Si hay desgarro, elongación o rotura, si es así, será necesario que pase por quirófano y podría tener un tiempo de 2-3 meses fuera.

La baja de Kimmich se suma a las de Süle, por coronavirus, Pavard, por una contusión, Alphonso Davies, con otra lesión importante en el tobillo y los jovenes Armindo Sieb y Zirkzee. Salvando a los juveniles, Hansi Flick tiene fuera a dos de sus titulares fijos en las bandas (aunque Kimmich también vaya al medio) y dos recambios de lujo como son el central alemán y el lateral francés. De los cuatro, tres participaron en la última final de la Champions en la que los bávaros se coronaron campeones de Europa.

Así, el gran campeón, que sigue demostrando hambre y fútbol de alto nivel, está perdiendo poco a poco jugadores importantes a causa de lesiones. Un Bayern que gana, pero se desmorona.