ELCHE

Preocupación en el Elche por las lesiones de Edgar, Fidel y Rigoni

El argentino sufre un esguince acromioclavicular con rotura de ligamento en la articulación de la clavícula izquierda; el portero y el extremo esperan llegar al Ciutat.

0
Preocupación en el Elche por las lesiones de Edgar, Fidel y Rigoni
FITO GONZALEZ DIARIO AS

El empate ante el Celta de Vigo ha dejado daños colaterales en la plantilla del Elche CF. Edgar Badia, Fidel Chaves y Emi Rigoni terminaron lesionados. Los dos primeros intentarán aprovechar el parón de las selecciones para recuperarse a tiempo de cara al siguiente partido de LaLiga ante el Levante, en el estadio Ciudad de Valencia.

El portero titular del Elche, pieza destacada en este inicio de temporada, sufrió un fuerte golpe en la zona de la cadera izquierda en un lance del partido. En una salida de puños, el portero catalán sufrió un golpe en el costado con la cabeza de Gonzalo Verdú, que había sido objeto de falta por parte de Murillo. En un primer momento pareció un simple choque, pero a medida que fueron avanzando los minutos el dolor se hizo más intenso. Tuvo que aguantar porque los cinco cambios estaban agotados.

Edgar tuvo que sufrir en la recta final y en alguna acción se le vio limitado, como en una jugada en la que no pudo despejar ante Iago Aspas y a punto estuvo de costarle el gol. Este sábado ha acudido al estadio Martínez Valero para someterse a pruebas y el diagnóstico queda a expensas del parte médico, pendiente de su evolución. Todos esperan que evolucione bien y rápido de este golpe, en una zona complicada para los porteros.

Por su parte, Fidel Chaves pidió el cambio a la media hora tras sentir en el gemelo izquierdo una sobrecarga muscular. El onubense, autor del gol de penalti ante el Celta, estaba teniendo una actuación destacada hasta ese momento. Ha marcado dos de los últimos cinco goles y ha dado dos asistencias. Se retiró a tiempo y no sufre ninguna rotura, aunque va a estar entre algodones durante estas dos semanas.

Emiliano Rigoni, por su parte, sufrió una aparatosa caída tras una entrada desmedida de Lucas Olaza. Todo el peso lo soportó en el impacto con el césped el hombro izquierdo y, aunque trató de seguir, tuvo que ser sustituido por Nino. El jugador argentino ha desvelado que sufre "un esguince acromioclavicular con rotura de ligamento en la articulación de la clavícula". "La gravedad y tiempo de recuperación no se sabrá hasta realizar los estudios correspondientes", ha confirmado.

Por otro lado, la noticia positiva es que Guido Carrillo y Víctor Rodríguez esperan recuperarse también durante este paréntesis liguero para volver a jugar en la próxima jornada ante el Levante.