GIRONA

Bernardo: “La proyección es máxima, me gusta el proyecto"

El central del Girona ha jugado todo este curso. Tras finalizar el año pasado su cesión en el Espanyol no dudó: “Esta era mi primera opción. Me veo encajando perfectamente aquí”.

Bernardo: “La proyección es máxima, me gusta el proyecto"
Girona FC

Bernardo Espinosa tiene un discurso sincero y elocuente. Este viernes al mediodía ha ofrecido una rueda de prensa telemática y se ha mostrado fiel al Girona. Tras finalizar su cesión en el Espanyol no dudó que esta temporada quería vestir de rojiblanco. No le importaba jugar en Segunda porque "me siento muy valorado aquí. He sentido el cariño de mi gente y aquí hay un equipo que tiene mucho por dar". En lo que se lleva de curso ha disputado todos los minutos y es, sin duda, el líder de la zaga gerundense. Es optimista de cara al futuro, pero no quiere hablar del ascenso a Primera. Paso a paso.

Sensaciones del equipo tras el empate en Zaragoza: “Ha costado asimilar el mal trago que nos tocó pasar. Después de ir ganando 0-2 hasta el añadido es casi impensable que puedas conceder un empate y dar por perdidos dos puntos que casi tenías en el bolsillo. El fútbol te da una lección cuando mejor piensas que estás. La competitividad de la categoría es máxima y necesitas todos los sentidos para lograr victorias. Pese a todos los factores y circunstancias hay que ser positivo y me quedo con ser capaces de puntuar fuera de casa. Nos servirá para el futuro, para saber lo que no debemos permitir que ocurra. Debimos matar el partido, aprovechar las ocasiones que tuvimos durante la segunda parte. Es una buena lección de cara al futuro”.

Claves para el buen momento del equipo: “Hacer una valoración imparcial de lo que es el inicio de Liga estaría fuera de Liga. Fue un inicio extraño, atípico y eso conlleva haber empezado con muchos condicionantes. La pretemporada fue atípica, con entradas y salidas de última hora y era lógico pensar que el inicio no fuera tan sólido. Me quedo con la línea ascendente del equipo. Dentro de las limitaciones que ha habido nos hemos acoplado y me siento orgulloso de cómo trabaja el equipo, como se pelea cada balón. Si me he de quedar con algo es que hay una competitividad extrema en el equipo, sabemos qué toca y que se va a crecer desde competir bien e ir puntuando. Cada vez que te pones la camiseta del Girona hay que demostrar. Nos queda mucho por recorrer”.

Su regreso al Girona tras su cesión en el Espanyol: “Para mí fue como volver a casa. El Girona, después de estar cedido, sabía que era mi primera opción. Opciones tuve en el mercado, pero las circunstancias puntuales son las que son. El fútbol es cuestión de confianza, apuestas personales y situaciones. Me siento muy valorado aquí, he sentido el cariño de mi gente, y aquí hay un equipo que tiene mucho por dar. Fue una apuesta y me veía encajando perfectamente en este proyecto. Me veía participe de algo bonito. También era apostar por el club que creyó en mí y estoy con ganas de trabajar. Las especulaciones fueron máximas y más en este pasado mercado, pero mi mente siempre ha estado clara, mi familia ha sido feliz aquí. Me siento satisfecho por estar en un club como el Girona”.

Objetivo: “Tenemos un club ambicioso, que ha hecho las cosas muy bien durante años. Ahora hemos tenido que encarrilar los objetivos que tenemos. El año pasado, la aspiración era subir y al no logrado hay que centrarse en el día a día. El fútbol te da lecciones y hemos de rescatar la lección que el año pasado nos dio. Me sentí atraído por este proyecto por sus valores, la ambición y la mentalidad del técnico. No especialmente porque es para subir. Tenemos un equipo joven, muy nuevo, renovado, con bastantes jugadores con experiencia corta en la categoría y nuestro trabajo es ir día a día de cara a los partidos y al primer objetivo que no es otro que puntuar para estar tranquilos y a partir de ahí crecer. La proyección es máxima, pero no me aventuro a decir que me quedé aquí para subir directo. Esta temporada han cambiado muchas cosas, me quedo con un proyecto que me gusta”.

Mejora defensiva: “Ha sido una cuestión de engranaje, el equipo viene cada uno de un lado y es que ha habido cambios. Hay que adaptarse a una nueva idea de juego y una manera de defender. Hay que ir entendiendo la competitividad que requiere esta categoría. Hemos cambiado mucho respecto al primer partido, se ve una progresión muy positiva. Nos vamos compenetrando y todos vamos a ayudar a no vernos expuestos y a sufrir”.

Jugador intocable: “Me considero una persona muy ambiciosa, siempre me gusta estar a disposición. Intento venir cada día sin perder ni un minuto de entrenamiento. Me siento agradecido porque el trabajo me ha permitido estar en la cancha. Vengo a aportar mi experiencia y fútbol. El técnico ha apostado por darme confianza y sentirme líder en la defensa. El fútbol cambia mucho y hay que estar preparado para ello, pero si trabajas, estás preparado y mejoras seguro que sale bien. Trato de aportar en el campo y fuera porque hay jóvenes con mucha ilusión y requieren de una guía”.