ATLÉTICO DE MADRID

Kondogbia, más competencia para el medio del Atlético

El francés llega con el objetivo de hacerse con un hueco en el once. Deberá pelear por minutos con Torreira, Herrera, Koke, Saúl... más los jugadores de banda.

Geoffrey Kondogbia llega al Atlético con la clara misión de hacerse con un hueco en el esquema titular. El francés tiene una gran baza a su favor, posee ciertas características comunes con Thomas que son muy del gusto de Simeone. Solo hay que ver que el ghanés fue el tercer jugador de la plantilla, el segundo futbolista de campo, que más minutos tuvo la temporada pasada (sólo por detrás de Saúl). 

Eso sí, el exjugador del Valencia se encuentra a un Atlético en un escenario nuevo. La pérdida de Thomas en el último día de mercado unida a la lesión de Saúl, algo que le llevó a perderse cinco partidos consecutivos, obligó a Simeone a reinventarse. Sin su pivote titular y con su primera alternativa en la enfermería, el Cholo apostó por reconvertir a Herrera a una posición algo más retrasada, con más responsabilidad defensiva. Y el mexicano ha ido creciendo hasta convertirse en una solución muy válida en el puesto gracias a su buena salida de balón y criterio para mover al equipo.

Torreira por su parte ha comenzado a ganar protagonismo poco a poco, a pesar de que a las primeras de cambio fue titular en Vigo mostrando buen nivel como ancla. Por el momento, Herrera le ha ido ganando la partida al uruguayo a pesar de su golazo ante Osasuna. Pero, quizás lo más importante para este nuevo Atlético, más ofensivo, con más posesión, fluidez con el balón y generador de peligro, es la posición de Koke. El capitán ha pasado a jugar con continuidad en el doble pivote y es el que otorga al equipo de más limpieza en el juego, convirtiéndose en el mejor socio de todos y en el último pase para sus compañeros. 

Un cambio de estilo hacia una versión más ofensiva, con dos atacantes en las bandas con una salida muy vertical y un João Félix omnipresente en segunda línea que ahora dificultará aún más a Simeone encajar todas las piezas. El técnico argentino afirmaba tras el partido contra el Lokomotiv que el fichaje de Kondogbia "nos generará competencia interna, más recambios, más posibilidades para jugar. Dará energía al medio y será importante para todo lo que viene en el calendario. Nos genera una competencia más dura. Quien responda mejor tendrá sus minutos".

Máxima competencia interna

Y ahí será donde el Cholo tendrá que sacar jugo a su centro del campo. Entre cinco opciones, aparentemente dos o tres serán parte del once, dependiendo básicamente de la posición de Saúl y Koke, dos intocables. Si uno de los dos vuelve a tirar hacia la banda, o incluso forman una dupla en el medio por delante de un pivote, entre Kondogbia, Torreira y Herrera pelearán por un sitio. Un planteamiento que parece probable cuando enfrente haya un rival con un centro del campo más poderoso. Si se mantiene la idea de situar en banda a jugadores de perfil ofensivo como Correa, Llorente, Carrasco, Lemar o Vitolo, la competencia será aún más feroz, aunque hay minutos para todos. 

Simeone siempre ha mantenido que lo mejor para él como entrenador es tener una competencia interna máxima. Y así será en la zona media del campo si las lesiones respetan a la plantilla. Para ser determinante, Kondogbia deberá imponer su fuerza, capacidad de recuperación, trabajo y buena salida de balón al servicio del Atlético. El francés es, quizás junto a Torreira, el que más cómodo puede sentirse ejerciendo esa función de ancla, aunque con su capacidad de llegada y disparo lejano también puede jugar en una posición más adelantada.

En el Valencia formó una gran dupla con Parejo, donde el nuevo '4' atlético tenía mayor función ofensiva mientras que el ahora futbolista del Villarreal estaba más liberado en la distribución, algo que ahora podría hacer con Koke. Por el momento Kondogbia no podrá competir en Champions (hasta unos hipotéticos octavos), pero la acumulación de partidos puede llevarle a ser más protagonista en Liga. Unas variantes y alternativas, ya que la polivalencia de sus jugadores ofrece más opciones al Cholo, para poder formar un centro del campo que pueda dominar los partidos con posesión o replegarse cuando el técnico argentino lo considere más oportuno.