CÁDIZ

Ledesma llegó, vio y paró

El portero del Cádiz salva el 93,75% de los tiros a portería (15 paradas). Sólo ha recibido un gol en cinco partidos y lleva tres jornadas sin encajar.

0
Ledesma, portero del Cádiz, completa una parada.
ALVARO RIVERO DIARIO AS

El Cádiz se frota las manos con Ledesma. El portero argentino se está mostrando intratable bajo los palos en este inicio de campeonato, es uno de los artífices del gran momento que atraviesa el equipo de la Tacita de Plata y su mera presencia en el campo llena de confianza a la afición amarilla, que ve en él a un portero de garantías. Y así lo está demostrando el ex de Rosario Central jornada tras jornada.

Es cierto que sólo lleva cinco partidos con el Cádiz, pero ya ha hecho historia. El meta de Pergamino acumula tres porterías a cero consecutivas (Real Madrid, Villarreal y Eibar) un hito histórico en la entidad cadista y es que para encontrarse un hecho igual en Primera en el equipo amarillo, hay que remontarse a la temporada 1989-90, en la que Jozsef Szendrei, bautizado en Cádiz como 'Pepe', encadenó cuatro porterías a cero en los últimos cuatro partidos de la temporada (Rayo, Real Sociedad, Tenerife y Celta).

De hecho el hito de Ledesma sería mayor si no llega a encajar contra el Granada, ya que ante el Athletic, en su primer partido, tampoco recibió. En total cuatro porterías a cero de cinco, o lo que es lo mismo: sólo ha encajado un gol en los 450 minutos que lleva jugados con el Cádiz. Y no será por falta de tiros. El portero argentino realiza una media de tres intervenciones por partido y tiene un porcentaje de paradas del 93,75% de los tiros que van a portería.

Ante el Eibar dos de sus tres intervenciones fueron milagrosas. En la primera parte demostró unos reflejos felinos al sacar la pierna en un remate a bocajarro de Inui en el segundo palo; y en la segunda, se estiró de manera magistral en un centro al área de Pozo, que se envenenó tras golpear en Espino. A pesar de que fue decisivo en el resultado final del partido, ante Cádiz TV se mostró autocrítico: "Estoy feliz por el resultado, no tanto por mi partido. En el primer tiempo me resbalaba mucho, pero eso no es excusa para los 10-15 saques espantosos que hice".