REAL MADRID

Brasil, vía de escape de Vinicius

La llamada de Tite, unida a sus recientes titularidades, provocan que la moral del brasileño no se resienta por la polémica con Benzema.

Brasil, vía de escape de Vinicius

Vinicius es feliz. Estas semanas se ha visto rodeado de polémica por las palabras que Benzema le dijo a Mendy, aunque el delantero no pierde la sonrisa. Está en un momento donde empieza a ser titular de manera habitual en el Real Madrid y eso le ha servido para repetir uno de sus sueños: ser convocado por Brasil.

Esa llamada de Tite, que hizo pública la lista el pasado 23 de octubre, es una vía de escape para Vinicius. Es la segunda fecha de partidos clasificatorios para el Mundial de Qatar 2022 y es la tercera vez que llaman al madridista (la primera no pudo ir por lesión). Hasta el momento sólo ha jugado un partido con la absoluta brasileña, aunque de eso hace ya más de un año: el 11 de septiembre de 2019 en un amistoso ante Perú. Ese duelo le dejó mal sabor de boca, porque su selección cayó (0-1).

Esta vez, por tanto, es la primera oportunidad del madridista de estrenarse con su selección en un partido oficial, algo que le hace especial ilusión. Por eso, esa convocatoria (aunque aún falta más de una semana), aparece como una vía de escape para Vinicius en un momento en el que se ha visto en medio de una polémica que no le gusta. Sin embargo, su protagonismo en el Madrid (titular en los duelos decisivos ante Barcelona y Borussia) y la confianza de Tite provocan que le haya dado menos importancia, porque llega en un momento en el que está rebosante de confianza.

El seleccionador se deshizo en elogios hacia él: “Vini es un jugador de amplitud, tiene el uno contra uno, unas virtudes físicas extraordinarias. Si un coche normal tiene cinco marchas, Vini tiene seis... ¡siete marchas! El toque, la aceleración, el uno contra uno impresiona”, explicó el seleccionador. Vinicius, además, se ha visto muy arropado por la prensa y los aficionados de su país tras conocerse las palabras de Benzema. Ese cariño le ha llenado de orgullo. Ahora, el madridista quiere devolverle esa confianza sobre el campo. Pero antes, quiere dar un portazo definitivo a la polémica con buenas actuaciones en los tres partidos que tiene el Madrid antes del parón de selecciones.