MIGRANTES DEL BALÓN

Matilla, un ejemplo de superación en el que Ferguson vio al nuevo Xavi

El centrocampista español del Aris de Salónica atraviesa una segunda juventud en Grecia. "Aquí tengo todo lo que necesito", reconoce.

matilla aris migrantes balon españoles extranjero ligamentos
Aris FC Facebook

Hacía 42 años que el Aris no arrancaba la Superliga griega con cuatro victorias y un empate. El equipo con sede en Salónica, dirigido por Apostolos Mantzios, lidera la máxima categoría del fútbol heleno a pesar de no haber disputado la última jornada debido a un brote de COVID-19 que contagió a 10 futbolistas. Y el gran momento de forma de los negriamarillos no se entendería sin su mariscal en el centro del campo: Javier Matilla (Quero, 1988). "Al principio, salir de España me daba respeto, pero la experiencia está siendo muy positiva. La decisión de venir al Aris fue muy acertada", valora desde Salónica el centrocampista español, que recientemente extendió su contrato hasta junio de 2022: "Quedaba libre y llegaron ofertas, pero el Aris pujó fuerte por mi. Aquí me siento valorado y eso es todo lo que necesita un futbolista".

Fue Paco Herrera quien, en el verano de 2018, convenció a Javier Matilla para que firmara por el Aris de Salónica. El técnico barcelonés tan solo duró cuatro meses en el cargo de entrenador, pero Matilla, a quien apodan el 'mago' debido a su gran golpeo de balón, extendió su aventura griega hasta convertirse en uno de los jugadores más queridos en el Kleanthis Vikelidis. "Caí de pie en el club y eso me ha permitido vivir una segunda juventud. Cuando, como yo, te rompes el ligamento cruzado de ambas rodillas, necesitas muchos partidos para volver a tener confianza. Cambiar de país me ayudó a olvidar todos los malos momentos relacionados con mis lesiones. En el Aris tengo todo lo que necesito para rendir al 100%", detalla Matilla, autor de uno de los goles más bellos que se han marcado esta temporada en la Superliga helena.

Con un acierto en el pase cercano al 90%, Javier Matilla es uno de los centrocampistas más fiables de la Superliga griega, donde el manchego también destaca por su fina técnica. Atrás en el tiempo quedaron los muchos meses que pasó lejos del verde por culpa de sendas lesiones de ligamento cruzado anterior. Su rodilla derecha hizo crack cuando jugaba en el Betis; la izquierda mientras defendía la camiseta del Elche. Entre el final de un calvario y el inicio del otro apenas pasaron cinco meses. "Lo mejor para superarlo es acercarte a la familia y los amigos, que son quienes más te pueden ayudar", asegura Matilla. "Al principio vives con la duda porque temes que te vuelva a pasar. Jugué con miedo, pero lo superé jugando en el Nàstic y el Aris me dio la vida. Aquí lo he jugado todo y eso me ha permitido recuperar la naturalidad", añade.

Una naturalidad con y sin balón que, durante su etapa en el filial del Villarreal, le convirtió en uno de los centrocampistas más prometedores del fútbol español. Así lo vio Alex Ferguson, que, según 'The Telegraph', se mostró dispuesto a pagar más de tres millones de euros por un jugador en el que vio al nuevo Xavi. "Estaba en un gran momento y que me compararan con uno de los mejores centrocampistas de la historia de España me ruborizaba, pero siempre tuve los pies en el suelo. Solo era un niño", recuerda Matilla, quien personalmente nunca tuvo noticias del Manchester United: "Para mí se quedó en anécdota. No sé si llegaron a presentar una oferta, pero me dio igual. Todo el mundo sabe lo bien que trata el Villarreal a sus canteranos. Estaba encantado por seguir allí mi carrera y acabé alcanzando el primer equipo". Y allí concurrió con Santi Cazorla, "el mejor futbolista con el que he coincidido". "Es un súper crack. Como persona y como compañero. Me identifico con él, que también pasó una mala etapa debido a las lesiones", concluye el 'mago' de Salónica.