GRUPO G | JUVENTUS 0-BARCELONA 2

Aprobados y suspensos del Barcelona: Dembélé se sube al carro y Pedri se consagra

Partidazo del francés, que se reivindicó con un gol, y aparición estratosférica del joven canario, que ridiculizó a Cuadrado, partiendo desde la izquierda.

Neto: Poco trabajo del portero brasileño, aunque acabó encajando tres goles, todos ellos de Morata, pero anulados los tres por fuera de juego. Estuvo preciso a la hora de sacar el balón.

Sergi Roberto: Partido notable del canterano, que supo siempre cubrir sus espaldas y buscar el ataque, combinando con un Dembélé muy activo. Con partidos así, la competencia con Dest promete ser apasionante.

Araújo: Sólo pudo jugar los primeros 45 minutos por culpa de una lesión en el muslo de la pierna derecha. Durante ese tiempo, supo secar a Morata, que se veía impelido por la contundencia del central uruguayo. Ha demostrado a Koeman que tiene mimbres sobrados para ser el tercer central del equipo. Este jueves le harán pruebas para conocer el alcance de la lesión.

Lenglet: Imperial. Un partido para ver una y otra vez en las escuelas de fútbol que busquen cómo ha de jugar un central y cómo ha situarse en el campo. Su capacidad de sacar el balón aseado de su área es simplemente magistral.

Alba: Superlativo en todas las facetas. En el juego defensivo supo tapar su banda con criterio, y en la fase ofensiva, desplegó todas sus virtudes, sobre todo a la hora de combinar con Pedri en la banda izquierda.

Pjanic: Empezó un tanto dubitativo, regalando algún balón en zona peligrosa. Pero poco a poco se fue quitando las telarañas del cuerpo y empezó a mover el equipo con soltura, buscando romper líneas con sus pases.

De Jong: La palabra polivalencia se le queda pequeña. Jugó la primera parte como pivote y la segunda parte como central, al tener que cubrir la baja de Araújo. Cumplió con creces en ambas facetas.

Dembélé: Hacía tiempo que no veíamos al extremo francés a este nivel y nos congratulamos de ello. Se descolgó por la banda derecha, jugando prácticamente en la cal y abriendo mucho el campo. Volvió loco a Danilo y además marcó un gran gol, aunque con cierta fortuna, al desviar el rival el balón lo suficiente para dibujar una parábola que se coló por toda la escuadra. Perdió muy pocos balones y en esta ocasión no se obsesionó con romper por dentro. Fue sustituido en el minuto 65. A este nivel, Ousmane se puede convertir en imprescindible en el once de Koeman.

Messi: El crack argentino completó un partido muy serio, con dos grandísimas ocasiones, que se fueron fuera por milímetros, y ofreciendo mucho músculo ofensivo, gracias a sus combinaciones y paredes en una losa de césped. Marcó de penalty, pero la noticia es que se vio a Messi disfrutar en el campo y ese es el primer paso para que siga muchos años en el club.

Pedri: Que un chaval de 17 años sea capaz de hacer semejante monumento al fútbol, en un estadio como el de la Juventus, ya dice mucho del talento en ciernes que tiene el Barcelona en la plantilla. El canario humilló a Cuadrado, partiendo desde la banda izquierda, dibujando jugadas estratosféricas, con ruleta incluida. Si alucinábamos todos con Fati, con Pedri nos podemos volver directamente locos.

Griezmann: El francés jugó de falso 9. En los primeros esbozos del partido tuvo una gran oportunidad, rematando al poste tras un contundente zurdazo. Luego dio una gran asistencia a Messi de tacón, que desaprovechó el crack. Y hasta volvió a rematar en otra ocasión a la cepa del poste. Pero con todo esto, le sigue faltando algo al internacional para acabar de cuajar en el puzzle blaugrana.

CAMBIOS:

Sergio Busquets: Partido serio, sabiendo siempre mover al equipo y marcar el tiempo del partido.

Ansu Fati: Este chaval es hasta generoso. Tenía un uno contra uno con el portero y quiso darle el gol cantado a Braithwaite, errando en el pase. Y es que es buen jugador y buena persona.

Junior: Jugó adelantado en la banda izquierda.

Braithwaite: Estuvo cerca de marcar tras un pase tan generoso como defectuoso de Fati.