BAYERN

'Hulk' Goretzka sigue haciendo estragos

Marcó de nuevo en Champions y las redes hirvieron otra vez al ver que su camiseta se quebró, incapaz de contener sus tríceps. Suma cuatro goles y dos asistencias en 556 minutos.

Goretzka entrenándose la semana pasada.
Instragram.

Lo hizo frente al Atlético y repitió contra el Lokomotiv. Leon Goretzka marcó en la segunda victoria del Bayern en la Champions para que el campeón siga su camino invicto (1-2). El mediocentro dejó su sello en solamente 45 minutos que le dio Flick. El pivote abrió el marcador ante el equipo ruso al hacer gala, una vez más, de todo su poder de llegada. Se presentó en el área para cabecear un centro de Pavard y poner el 0-1. Las redes hirvieron a posteriori cuando en internacional alemán corrió a abrazarse con el defensa francés y su camiseta, a la altura de su tríceps izquierdo se rasgó. Su voluminoso músculo había hecho ceder la elástica y las redes se llenaron de alusiones a la espectacular transformación física que ha llevado a cabo el jugador durante el confinamiento, bautizándole como el nuevo Hulk.

Sin tituloGoretzka se abraza a Pavard y su camiseta revienta.

Goretzka no lo esconde y esta misma semana volvía a presumir de presencia física colgando una imagen mientras se entrenaba en casa. Y es que no se descuida fuera de lo que es el trabajo habitual con el Bayern. El propio internacional alemán explicaba lo que hizo durante las semanas encerrado en casa del mes de marzo y que dieron como resultado ese cambio físico. “Aproveché el tiempo para estar en el gimnasio más a menudo y para hacer entrenamiento con pesas. Por supuesto, todo se acordó con los entrenadores del Bayern, porque hay que tener cuidado de no perder la aceleración. Pero creo que encontré una buena mezcla”, reveló el centrocampista cuando se dio a conocer su cambio en los primeros partidos después de las restricciones. El propio Bayern presumió de ello colgando imágenes de la evolución muscular del futbolista, quien afirma que ha encontrado ventajas rápidamente.

“Tener más peso también me ayudó en los duelos mano a mano”, explica, algo que se observó claramente contra un equipo como el Atlético que no rehúye el contacto físico. Goretzka jugó con su superioridad en ese sentido. Si además, tienes al lado al que probablemente es ahora el mejor centrocampista del mundo, como es Kimmich, pues la mezcla para el Bayern es explosiva. Pero no siempre ha sido así para Goretzka, quien comenta también como ha introducido cambios en su dieta y cómo, precisamente, su debilidad física inicial casi le impide llegar a profesional. “Me diagnosticaron una inflamación intestinal crónica, que tenía un impacto negativo a la hora de recuperarme después de cada partido”, explicó. Al pasar el Schalke se dio cuenta de que necesitaba algo, porque someterse a entrenamientos duros le provocaba lesiones constantes. Fue entonces cuando decidió cambiar su dieta, evitar el gluten y hace unos meses dio un paso más con un plan riguroso de musculación, sin perder explosividad, que le está dando un gran resultado en el campo.