LEGANÉS

Champagne: “Si el Leganés quiere ascender, debe tener calma”

El portero argentino, héroe del Pepinazo en el Bernabéu, tendrá el corazón dividido en el Leganés – Oviedo. Admite que pudo retornar a Butarque este verano. “No salió, no pasa nada”

Champagne: “Si el Leganés quiere ascender, debe tener calma”
JESUS RUBIO DIARIO AS

No hay manera. A Nereo Champagne (Salto, Argentina, 35 años) nadie consigue sacarle a quién quiere más, si a papá o a mamá. Al Leganés o al Oviedo. Este veterano portero ahora sin equipo (aunque se entrena en el Rayo Majadahonda mientras busca oportunidad) le cuesta deslizar si su corazón en España es pepinero o carballón. “Los quiero a ambos”, insiste serio antes del partido que medirá a ambos en Butarque y en el que, obvio, no tiene favoritos.

Del Leganés insiste en que es candidato al ascenso y del Oviedo añade que sólo le falta gol, pero que el trabajo de Ziganda es excelente. Ni papá, ni mamá. Los dos. Entre tanto, piropea a Cuéllar y se deshace en elogios hacia Borja, antes de recordar el Pepinazo en el Bernabéu o sus derbis asturianos.

También desvela que estuvo en negociaciones con los pepineros para retornar a Butarque. “No salió, pero no importa. El fútbol es así”, añade tras reconocer que intentará, de alguna manera, asistir al partido in situ. “Es que echo mucho de menos eso de ver partidos en la cancha”, se lamenta.

¿Verá el partido?

Sí, por supuesto. Por televisión seguro. Intentaré a ver si puedo ir al campo. En plena pandemia es complicado, pero por televisión seguro. Los sigo casi todos los partidos. Tengo un gran recuerdo de los dos clubes.

¿Ha intentado lograr alguna forma de entrar al campo?

Todavía no… pero estamos a tiempo de hablar con Felipe [Moreno, dueño del Leganés] o con la gente del Oviedo, aunque sería más difícil. Lo intentaré porque me encanta ir a la cancha a ver el partido de cerca. Es lo que más extraño. Ir al cambio.

¿Qué le tira más? ¿Oviedo o Leganés?

Uff… es difícil. Hoy lo venía precisamente hablando con mi señora y los nenes. Es difícil porque en ambos clubes viví momentos muy lindos. En los dos tengo gente a la que quiero mucho. Que aprecio mucho. La verdad es que me siento identificado con los dos…

Al menos a uno de los dos verá mejor para este partido…

Es que me imagino un partido luchado, trabado. El Oviedo viene con una línea de trabajo marcada por el Cuco de la temporada pasada que es de ser equipo sólido. Fiable. Por ahí le falta gol en el arranque. El Leganés va encontrando el camino. En las dos últimas victorias, portería a cero, se va encontrando la solidez que necesita para estar arriba.

Usted también ve al Leganés candidato al ascenso, claro…

Sí, por presupuesto, por historia reciente, por plantel… es un candidato. Obviamente necesita un par de fechas para ir encontrando el equipo. Ha habido muchos cambios de jugadores desde el inicio hasta ahora. Han jugado muchos. En un mercado de fichajes que han llegado al final, necesitan adaptarse. Pero sí, es candidato. Con el correr de los partidos se irá viendo lo mejor del equipo. Tiene mucho, mucho potencial para lo que es la categoría.

Cuidado que es la primera vez que el Leganés juega con la presión de ascender a Primera…

Pero eso se gestiona con mucha prudencia y mucha calma. La Segunda es un torneo muy, muy largo. Cuando parece que llegas al final, siguen apareciendo partidos y partidos… Por eso es clave tener un plantel largo, más en una situación como ésta, de pandemia, que un positivo te puede dejar fuera 3-4 partidos. Hay que ir con calma. Y sobre todo, cuando vienen malas, no pensar que estás hundido. Todos los equipos tienen rachas buenas y malas. Siempre hay momentos para despegar.

No le quedan muchos compañeros de su época en el Leganés: Bustinza, Eraso, Rubén…

Pichu también. El otro día me lo encontré hace poco en Majadahonda tras salir de entrenar. Iba con la familia paseando. Charlando un rato. Con alegría. Hablo con ellos y también con la dirigencia. Con Felipe, con Txema… con toda la gente del club me ha quedado una linda relación.

¿No les habrá llamado para decirles si podía volver este verano?

Bueno… siempre charlamos… hubo alguna charla pero bueno, después el club se inclinó por otras opciones. Está bien. El fútbol es así. Por más buena relación que tengamos, no significa que tuvieran que fichar sí o sí. Pero bueno… sí… hubo charlas pero por mala suerte no fructificaron en buen término. Pero siempre está la opción de volver.

¿Por qué no siguió en el Leganés?

En ese momento desde el club me comunicaron que sería el nuevo cuerpo técnico [Pellegrino] el que evaluaría el plantel. Yo pertenecía a Olimpo entonces. También había que pactar con ellos una salida. No hubo esa opción de quedarme.

Hablando de Olimpo, de allí procede Facu García, que ahora está en el Valencia B. ¿Lo ve asentándose algún día en el Leganés y en Primera?

Sí, por supuesto. Facu tiene el gen argentino competitivo. Va a ir creciendo. Ya lo hizo en Chipre, donde ha madurado mucho. En el Valencia también crecerá y será conocido para la afición española. Es lo que necesita. La gente joven necesita estar en un plantel y jugar. No estar esperando. Sea en la categoría que sea. De jugar seguido será lo mejor que le viene. Es joven y está a tiempo de regresar a Leganés y ser el Rubén Pérez de turno.

¿Qué jugador del Oviedo destacaría?

El Oviedo lo que tiene es que es un equipo que compite y lucha. A esa competencia el que le da el salto es Borja, chico del club que tiene una calidad y condiciones impresionantes. Va creciendo y creo que es el jugador más importante que tiene Oviedo dentro de un grupo que es fuerte. Sólido.

¿Y del Lega?

Ha habido muchas rotaciones y todos han tenido momentos buenos. Me quedo con Conde, portero. No lo conocía y ha hecho buenos partidos. No es fácil atajar en un candidato al ascenso y más sin la experiencia de haber jugado en Segunda. Lo ha hecho bien cuando le ha tocado suplir a Pichu.

Pero Pichu es Pichu…

Todos lo sabemos, claro. Salió el otro día en las Gaunas y salvó al equipo en ese cabezazo que tapa. Fue impresionante. Tiene esa experiencia y ese aplomo en el arco que transmite a los compañeros. El Leganés, con ellos y con Conde tiene tres arqueros importantes para la categoría.

El asalto al Bernabéu, el Pepinazo, ¿es su mejor recuerdo deportivo en España?

Sí, sí… esa Copa del Rey fue para mí muy importante en lo personal. Pero también para el Leganés creo que hizo historia. También tuve la suerte de jugar en Oviedo tres derbis y, sobre todo el primero, de local, que ganamos 2-1, es también un recuerdo deportivo muy importante. De ahí el cariño que le tengo a los dos.

¿Ahora qué es de usted?

Esto viviendo en Las Rozas, en Madrid, con mi familia. Gracias a Alejandro Arribas y a toda la gente del Rayo Majadahonda tengo ocasión de entrenar con ellos, que están peleando en Segunda B. Y la verdad es que eso hace que me mantenga muy, muy bien física, mental y futbolísticamente, que es importante. Obviamente soy jugador libre, pero me considero parte del Rayo Majadahonda. El ritmo competitivo no lo perdí.

Así que buscando oportunidades…

La idea siempre es esa. Estar listo. El fútbol siempre da muchas vueltas. Estar listos para la opción que sea, sea donde sea. Disfrutar y jugar al fútbol, que es lo que me gusta. Veremos que es lo que depara el fútbol en los próximos días.