BARCELONA-REAL MADRID

Problema en el lateral derecho del Madrid: Nacho también cae

Se une a las bajas de Carvajal y Odriozola y el Madrid debe visitar al Gladbach el martes. Dos opciones para Zidane ese día: Lucas Vázquez o Militao.

Nacho, durante el Barcelona-Real Madrid.
AFP

El primer cambio del Real Madrid en este Clásico del Camp Nou ante el Barcelona llegó antes incluso del descanso: Nacho se fue en el 42', dejando su sitio a Lucas Vázquez. El central actuó como lateral derecho ante las bajas por lesión de Carvajal y Odriozola, los carrileros derechos de la plantilla blanca, pero Nacho llegó al encuentro arrastrando algunos problemas musculares en el muslo derecho que, durante el duelo, se hicieron patentes.

Varias cuestiones motivaron la decisión de Zidane: Nacho andaba tocado, pero podía continuar en el encuentro haciendo un sobreesfuerzo que, sin duda, habría hecho. Pero el Barcelona volcaba la mayoría de su juego exterior en esa banda izquierda de su ataque, a través sobre todo de Jordi Alba, y además Nacho había sido amonestado en el minuto 36. Según vio la amarilla, Zidane mandó calentar a Lucas Vázquez, la otra alternativa blanca para el lateral derecho.

Si la lesión muscular de Nacho ha ido a más y va a suponer un cierto periodo de baja se sabrá en los próximos días, pues está a expensas de pruebas diagnósticas que certifiquen el alcance de la lesión, pero parece evidente que no podrá estar en casa del Borussia Mönchengladbach el próximo martes, en la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League (21:00 horas).

Un duelo clave para el Madrid tras caer en la primera jornada ante el Shakhtar Donetsk (2-3) si no quiere tener problemas para clasificarse para octavos de final. A dicho duelo el Madrid llegará sin laterales derechos (Carvajal y Odriozola) y sin la principal alternativa de entre los centrales para el puesto como es Nacho. Dos opciones se le presuponen a Zidane: Lucas Vázquez, como en el Camp Nou, o Militao. El brasileño ya ha jugado mucho en esa posición antes de llegar al Madrid, en el Oporto, pero a Zidane no le convencieron sus actuaciones como carrilero el curso pasado.