ESPANYOL-MIRANDÉS

Pim, pam, pum… ¡Espanyol!

El conjunto blanquiazul venció al Mirandés con dos fogonazos. Ya suma cinco victorias, las mismas que pudo firmar toda la pasada temporada.

0
Pim, pam, pum… ¡Espanyol!
Gorka Leiza

Ganar, ganar y volver a ganar. ¿Se puede jugar mejor al fútbol? Sin duda. ¿Se ganó? Sí. Entonces, ¿qué más da? Muchos aficionados pericos piensan de este modo y en el fútbol si se quieren lograr objetivos es lo único que vale. Sumar de tres en tres. El Espanyol se ha adaptado a Segunda a una velocidad de vértigo y sabe que, hablando de calidad, pocos le pueden tratar de tú a tú. Gracias a ello es líder y este miércoles se ha ganado al Mirandés. Bastaron dos fogonazos para iluminar el camino de la victoria. Fue, recogiendo el título de una película de Pedro Olea, un pim pam pum… ¡fuego¡

Pegada. Raúl Tamudo fue de los primeros en tomar posiciones en el palco de Cornellà-El Prat. Desde los minutos finales del calentamiento se aposentó en su butaca porque, tras la derrota ante el Rayo, sabía que el inicio iba a ser atronador. Y vaya sí acertó. A los tres minutos de partido, Fran Mérida tiró la puerta del Mirandés y no dejó que el público, desde sus casas, se acabara de despertar bien de la siesta. Tremendo gol. Buen despertar para un equipo que, en tres minutos, logró más que en 90’ ante el Rayo: tirar a portería. Tras ese 1-0 se puede abrir el debate de la falta de fútbol que tiene este Espanyol últimamente, pero Puado, tras una falta al palo de Embarba, hizo el 2-0. No pasó nada más en la primera mitad. Pero claro, dos tiros y dos goles. 100% de efectividad. ¿Lo firman?

Pasado, presente y futuro. El Espanyol ha logrado ya esta temporada las mismas cinco victorias que en toda la campaña pasada. Sí, es cierto que ahora compite en Segunda, pero desde el primer día está sabiendo lidiar con la presión de tener colgado del escudo el cartel de favorito al ascenso y, tras el tropiezo ante el Rayo, se ha levantado de un salto. Algo que debe ser normal, como vencer casi todos los partidos, no tiene por qué suceder, pero, de momento, se está alcanzando el objetivo. Las alegrías se amontonan esta temporada y hay un dato que llama al optimismo: el Espanyol suma 16 puntos de 21 posibles y esta es la misma media que logró el Cádiz hace una campaña. Acabó campeón y ahora camina con paso firme en Primera. Un buen espejo.

Movimientos. El Espanyol empieza estas dos semanas con cuatro partidos de manera inmejorable. Victoria y portería a cero. Vicente Moreno realizó cuatro cambios respecto al partido contra el Rayo y demuestra que quiere a todos sus jugadores implicados. Aparecieron de inicio Óscar Gil, Pedrosa, Melendo y Embarba. También tuvieron minutos, en la segunda mitad, Lluís López, que debutó esta Liga, Darder, Vadillo, Pol Lozano y Jofre Carreras. Este último tuvo un mano a mano para firmar su primer gol como profesional. No acertó, pero el futuro le espera. Como a Víctor Gómez, que no pudo jugar con el Mirandés por la cláusula del miedo, pero viajó y estuvo charlando antes y después del duelo con los jugadores pericos.