GETAFE

La azulona se vuelve más celeste

Frente al Barcelona jugaron los cuatro uruguayos de la plantilla como titulares. Cabaco ha sido el último en irrumpir en el once.

0
La azulona se vuelve más celeste
JAVIER GANDUL DIARIO AS

El Getafe se está haciendo un equipo cada vez más uruguayo. Ante el Barcelona formaron en el once inicial de Bordalás los cuatro jugadores charrúas de la plantilla getafense. Mathias Olivera, Damián Suárez, Arambarri y Cabaco. Los tres primeros son intocables desde hace tiempo en los esquemas del técnico alicantino, pero el central se ha colado en el once esta semana y tiene pinta de que será difícil sacarle del mismo.

El estilo de juego del Getafe, extremadamente competitivo, va perfectamente con la idiosincrasia del jugador uruguayo. Todos ellos han sido importantísimos en el club y también han mejorado notablemente bajo las órdenes de Bordalás. Estas son sus trayectorias en el Getafe.

Damián Suárez: cumple su sexta temporada en el club. Llegó del Elche con experiencia en Primera, pero de azul se ha convertido en un referente. Ha sido llamado por primera vez por la selección a los treinta y dos años y es uno de los capitanes del equipo. Es el único jugador de la plantilla que se quedó tras descender el Getafe a Segunda y por ello es muy querido por la grada.

Arambarri: la semana pasada debutó con la celeste. Se ha hecho futbolista en el Coliseum tras pasar desapercibido por la liga francesa. En su tercera temporada como azulón, se puede decir que es pareja de hecho de Maksimovic en el centro del campo. Los grandes, especialmente en Italia, le siguen de cerca.

Olivera: el más joven. Tuvo que salir cedido al Albacete para hacerse un hueco en Getafe. Lateral que se complementa a la perfección con Cucurella e indiscutible en el último año y medio para Bordalás, con el que también ha tenido un enorme crecimiento. El Atlético estuvo cerca de ficharlo este verano.

Cabaco: el último en llegar y al que más le ha costado entrar en el once tipo de Bordalás. Llegó en el pasado mercado invernal y ha sido el tercer central hasta que el sábado pasado el técnico le puso junto a Djené ante el Barça. Un partido demasiado grande para pensar que fue una rotación. Su gran actuación permite pensar que el uruguayo ha entrado en el once para quedarse.