NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Hoy hace dos años... Jovic marcó cinco goles en la Bundesliga

Fue la mayor exhibición del serbio hasta la fecha, endosándole una manita al Fortuna Düsseldorf en 46 minutos. El verano siguiente le fichó el Madrid.

Actualizado a

El 19 de octubre de 2018 marcó un antes y un después en la carrera de Luka Jovic (Bijeljina, 22 años). El delantero, entonces un diamante en bruto de 20 años, le endosó una manita al Fortuna Düsseldorf para firmar la mayor exhibición de toda su carrera. Al día siguiente su nombre cotaba todas las portadas del país y sus goles daban la vuelta al mundo. Se acaba de convertir en el primer jugador que conseguía un repóquer en un partido de la Bundesliga en toda la historia del Eintracht. Y era el más joven en lograrlo en la historia de la máxima competición germana.

Foto de jugador18
Jovic

El primer tanto, de hecho, fue una absoluta barbaridad. Recibió un centro desde la izquierda que se le quedó atrás y, cuando parecía imposible rematarlo, se inventó un recurso en forma de volea-escorpión para mandar el balón al fondo de las mallas. Probablemente es el mejor gol que ha marcado en su carrera hasta hoy. Sólo ocho minutos después hizo otra maravilla: esperando en la frontal empaló un balón con la zurda para marcar por el palo corto.

Sería el aperitivo del festín que iba a servir. Ya en la segunda parte, rozando el minuto 54, convirtió un gol de auténtico killer. Recibió un balón raso desde la izquierda, lo controló de espaldas y remató a la media vuelta. Hat trick en 28 minutos, ahí es nada. El cuarto llegaría superada la hora de juego y a través de un disparo raso con la zurda que tocó en el palo antes de entrar. Quedaba la guinda, la manita: cabezazo picado en el segundo palo para hacer inútil la estirada de Rensing. Su equipo ganó 7-1.

El jugador se arrodilló, extendió los brazos y recogió el jolgorio de sus aficionados, totalmente enloquecidos en las gradas ante el recital que estaban viendo. Aquella temporada Jovic acabó con 27 goles y a punto estuvo de meter a su Eintracht en la final de la Europa League (cayó eliminado en semifinales, contra el Chelsea, en la tanda de penaltis). Fue el año de la consagración de quien estaba llamado a ser un crack de futuro. El Madrid, ese verano, se lanzó a por él y lo fichó a cambio de 60 millones. El resto ya es historia.

Jovic posa extendiendo la mano tras marcar cinco goles en un mismo partido.
Ampliar
Jovic posa extendiendo la mano tras marcar cinco goles en un mismo partido.Eintracht Franckfurt

Ni rastro de ese matador

Fue enfundarse el blanco madridista y mojársele la pólvora. Bajo las órdenes de Zidane, el cual pidió expresamente su fichaje (como reconoció hace escasos días en rueda de prensa), nunca ha sido indiscutible y sólo ha disputado 30 partidos, en los que ha marcado dos goles. Ambos la temporada pasada: en casa contra el Leganés y fuera contra Osasuna.

Su promedio goleador en la capital de España es de un tanto cada 15 partidos (otra forma de verlo es que marca un gol cada 474 minutos). Zidane, este verano, prefería quedarse con Mayoral antes que con él, pero el destino le ha dado una nueva oportunidad para reivindicarse. El Madrid continúa esperando a ese delantero que, hace dos años, marcó cinco goles en 46 minutos. Y que era un ídolo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?