ALEMANIA

Sancho lo tiene cada vez peor

El Borussia Dortmund cierra la puerta al United de cara a la ventana invernal, aunque se presenten con los 120 millones de euros deseados bajo el brazo.

Jadon Sancho.
Alexandre Simoes Borussia Dortmund via Getty Imag

El Manchester United al completo soñaba con Jadon Sancho. Entrenador, directiva y afición. El Borussia Dortmund mostró firmeza y convirtió al extremo inglés en una ensoñación para los Diablos Rojos. Desde la capital de Greater Manchester pensaban volver a la carga en cuando se descorriese la ventana de fichajes este invierno. Sin embargo, en el Signal Iduna Park no tienen intención de dejar entrar el interés mancuniano, como bien informa el Bild.

El medio alemán retrata la realidad con la que se encontrará el United cuando llame a la puerta de Sancho en enero: el Dortmund dirá 'no'. Y será tajante en su decisión aunque la oferta presentada sea de los famosos 120 millones de euros que frustraron la llegada del joven de 20 años a Old Trafford este verano. Si en verano estaban dispuestos a vender por esa cantidad, en invierno no tienen intención de deshacerse de su estrella sin opciones ni apenas tiempo para reinvertir semejante suma.

El jugador llegó a un acuerdo con el United a lo largo del verano, le prometían más de 17 millones de euros al año, y todo apuntaba que el fichaje terminaría por concretarse. El río sonaba, pero nunca llegó a llevar el agua suficiente. El gran final de temporada de los de Solskjaer invitaba al optimismo y Jadon Sancho era la guinda de un proyecto que comenzaba a ilusionar a los parroquianos. Sin embargo, por mucho que el deseo del jugador y el club fuesen de la mano, parece que tendrán que armarse de paciencia. Al menos, hasta el próximo verano.

La posición de fuerza del Borussia Dortmund es entendible, por otra parte. Sabedores el potente interés que hay en el jugador y con el contrato jugando a su favor, su vinculación se extiende hasta 2023, no tienen necesidad de acelerar su marcha. Además, una vez acaben las vacas flacas de la pandemia, en mercados venideros podría haber más equipos dispuestos a llamar a la puerta de Sancho, lo que supondría una guerra de pujas beneficiosa para las arcas del club.

Comienzo titubeante

Por su parte, el protagonista del culebrón, ha comenzado la temporada al tran tran, con unos problemas físicos que le impidieron disputar la final de la Supercopa alemana ante el Bayern, la cual caería del lado muniqués (3-2). En tanto que ha protagonizado la polémica de la pasada semana, junto a Tammy Abraham y Ben Chillwel, sus compañeros de selección, tomando parte en la fiesta de cumpleaños del primero, rompiendo las reglas anti-COVID. Inglaterra le ha vuelto a llamar a filas y en Dortmund, a pesar del episodio, le esperan con los brazos abiertos para abrazarle y no dejarle marchar. Al menos, de momento.