LEGANÉS | MARTÍ

Martí: “Si digo lo que pienso, no me siento en el banquillo”

El entrenador del Leganés desliza entre líneas su malestar por la modificación que adelanta en un día el duelo ante el Girona. "Será un partido especial. Allí hicimos un buen trabajo"

Martí: “Si digo lo que pienso, no me siento en el banquillo”
@CDLeganes

Anda el Leganés molesto con el último cambio de horario. Por orden de la RFEF, los pepineros no jugarán el lunes a las 18:30 contra el Girona, sino que lo harán finalmente el domingo (16:00). El asunto a quién más perjudica es a José Luis Martí. El técnico contará con 24 horas menos para preparar la visita de sus ex, asunto del que hoy ha dejado claro su malestar. Eso sí, de forma implícita por el riesgo a sanciones.

"La opinión prefiero guardármela porque en vista de hoy si hiciera algún comentario al respecto... me gusta estar sentado en el banquillo y es probable que no lo estuviera", ha comentado con tono serio. El entrenador ha reconocido que jugar contra sus ex será especial "porque allí conozco mucha gente" y ha confirmado que las ausencias de los internacionales (Gaku, Rosales y Omeruo) le hace tener "dificultades" porque “era gente que venía cogiendo ritmo”.

Además de estas ausencias, Martí ha confirmado las de Bua, Ibáñez y Silva. Cuéllar, al igual que Perea, es duda, aunque podrían llegar al partido. No ha despejado la duda de quién será titular en la meta y ha negado que tener muchos delanteros condicione su juego ofensivo en el deseo de que todos tengan minutos.

¿Qué bajas tiene el equipo?

"De bajas tenemos a Bua y a Rober. Jonathan Silva tampoco, los demás parece que van a llegar. Y Perea también está muy justito. Mañana vamos a ver en el último entrenamiento si son capaces de disputar algún que otro minutito".

¿Qué le parece el cambio de fecha del partido? Del lunes se pasa a jugarse el domingo…

"Hay que adaptarse. Es la vida, es el ser humano y el ser humano está preparado para adaptarse a los cambios. El equipo que sea capaz de no poner excusas a ese cambio y de adaptarse lo antes posible preparando el partido con un día menos y de la mejor manera es el que tendrá más opciones de ganar. La opinión prefiero guardármela porque en vista de hoy si hiciera algún comentario al respecto... me gusta estar sentado en el banquillo y es probable que no lo estuviera".

Ha habido muchos cambios en el grupo. ¿Cuándo espera ver al equipo que quiere para el Leganés?

"Nos va a faltar siempre, siempre vamos a buscar algo mejor. No nos vamos a conformar con llegar a un buen juego y a un buen resultado. Siempre vamos a querer más. Si ganamos porque podemos ganar más. Si recibimos pocas ocasiones porque queremos recibir menos. Si generamos ocasiones queremos generar más. Siempre nos faltar algo porque somos un equipo exigente al tener buenos futbolistas. Esa autoexigencia para el futbolista también es importante".

¿Cómo distribuir minutos para que todos los jugadores se sientan importantes?

"Hoy por hoy en el fútbol es poco probable que todos tengan la misma importancia, unos juegan más y otros menos. Tengo una gran plantilla y lo que tengo que intentar es aprovechar las condiciones de cada uno de ellos, intentar elegir a los mejores jugadores en su mejor momento. Habrá muchas sanciones, muchas lesiones, viajes con la selección... habrá momentos para todos y ese cuando los futbolistas tienen que aprovecharlo".

¿Qué valoración hace del mercado ahora que se ha cerrado?

"Estoy encantado con la plantilla que tengo. Está claro que es muy amplia y vamos a tener que gestionar eso. Es una parte que me corresponde a mi, lidiar con los futbolistas que también son personas y quieren sentirse grandes en el equipo, de sentirse titulares en el once. Todos no lo pueden hacer, pero es función mía darles esa importancia en los entrenamientos, saber que tienen condiciones y que cuando tengan esa oportunidad la aprovechen".

¿Condiciona mucho perder tres internacionales como Gaku, Omeruo y Rosales?

"Diferente de lo esperado no, pero perder tres jugadores importantes nos hace tener ciertas dificultades en cuanto a gente que venía cogiendo ritmo en los partidos. Pero para eso tenemos una plantilla amplia, las excusas no me sirven. Tengo otros tres futbolistas que son igual de buenos que los de el pasado fin de semana y que lo van a hacer igual de bien, no tengo dudas".

¿Cuéllar llega a tiempo? Y si lo hace, ¿será su portero titular?

"Vamos a ver el ultimo entrenamiento para saber si se encuentra en disposición de entrar en la convocatoria y luego ya ahí decidiremos. Pero seguramente antes se lo diré a la plantilla que al rival".

¿Habrá muchas rotaciones en la plantilla?

"Depende, no soy adivino. Cuento con todos y voy a intentar sacar a los once mejores para ese partido independientemente del anterior. Podremos ver a todos los futbolistas porque en una competición tan larga habrá momentos para todos. Tengo que saber gestionar todo eso, darle importancia a cada uno, hacerles sentirse bien para que ofrezcan el rendimiento que tienen".

¿Cómo va la evolución de las lesiones de Silva y de Bustinza?

"Bustinza ha completado prácticamente todas las sesiones, es un jugador más del grupo a día de hoy. Le falta el ritmo de competición que adquirirá jugando. Silva sigue con molestias en la rodilla, de momento no podemos contar con él".

¿Condiciona el once y la forma de jugar contar con cinco delanteros?

"Depende del planteamiento del partido, del rival, de las sensaciones de los jugadores en los entrenamientos. Si tenemos tantos es porque, hoy en día, hemos pensado en jugar con dos atacantes e incluso tres, ser un equipo relativamente ofensivo en cuanto a número de jugadores. Luego, no por poner mas delanteros el equipo es más ofensivo. Lo importante es la evolución del sistema, tener jugadores que piensen en esa faceta. Tenemos muchos y buenos. Los que salgan tienen condiciones para ello".

¿Será un partido especial por jugar contra el Girona, al que entrenó el año pasado?

"Es especial, tengo muchos conocidos después de mi etapa el año pasado. Fue una despedida triste porque no fue esperada, confiábamos mantenernos ahí y en conseguir el ascenso. No pudo ser. Guardo un grandísimo recuerdo de toda la gente con la que compartí vestuario pero ahora me centro en lo que tiene importancia y es preparar a los jugadores de la mejor manera para conseguir los tres puntos".

¿Qué balance hace de su etapa en Girona?

Hicimos un gran trabajo, así lo reconocieron club y jugadores. No conseguimos aguantar la situación de conseguir el ascenso. Hay cosas en el fútbol que a veces son inexplicables, uno las tiene que respetar, aunque no las comparta, no queda más remedio. Aprendí muchísimas cosas gracias a mucha gente que compartió conmigo el trabajo. No sé qué queda mío, habría que preguntárselo a la gente de allí y a los jugadores. Gracias a Dios he recibido infinidad de mensajes de todos ellos nada mas firmar por el Leganés para darme la enhorabuena y demostrarme lo contentos que se ponían de que volviera a tener trabajo en un equipo tan importante. Me hace sentir orgulloso haber calado dentro de los jugadores.