UEFA

El Gobierno se planta ante UEFA: no abrirá estadios al público

La secretaria de Estado envía una carta a Ceferin en la que asegura que "el Gobierno excluye firmemente la apertura de los estadios a los aficionados" como mínimo hasta 2021. La UEFA se plantea una Champions con unos campos vacíos y otros con público.

El Gobierno se planta ante UEFA: no abrirá estadios al público
CSD Europa Press

La UEFA está consultando con sus 59 federaciones asociadas la predisposición de cada país para permitir el acceso de público a los estadios en las distintas competiciones europeas. España se niega en redondo. La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, en nombre del Gobierno español ha escrito una carta al presidente de la UEFA en la que le dice claramente que, en nuestro país, está descartada totalmente la presencia de aficionados en los estadios como mínimo hasta 2021. "El Gobierno excluye firmemente la apertura de los estadios a los aficionados y público en general. Es muy improbable que esta posición cambie este año", asegura Lozano en la misiva enviada a Nyon pocas horas antes de que el Consejo de Ministros declarase el estado de alarma en Madrid.

La UEFA pretende que el público vuelva a los estadios poco a poco. Tras la prueba de la organización en la Supercopa de Europa, en Budapest, en Suiza se han animado a consultar qué países están en disposición de permitir la presencia de aficionados en directo. España no lo autorizará porque, como Irene Lozano le recuerda a Ceferin "en nuestro país la tasa de contagio ha alcanzado en las últimas semanas la tasa media de 254/100.000, mientras que la OMS resalta que a partir de una tasa de 50/100.000 se requiere la intervención del Gobierno".

El CSD, además, recuerda que hubo partidos en febrero que fueron calificados por la autoridades sanitarias como bomba biológica... y para hacer posible cada partido de fútbol profesional ya son necesarias en torno a 300 personas en cada estadio. Efectivamente, uno de los focos principales de propagación del coronavirus fueron los partidos de la Champions previos al confinamiento, y singularmente la eliminatoria disputada entre el Valencia y el Atalanta de Bérgamo. Por otra parte, Irene Lozano sostiene desde el comienzo de la pandemia que "no se puede pensar en abrir los estadios al público mientras no haya una vacuna o un tratamiento eficaz contra el coronavirus", y su posición no ha cambiado.

Este asunto tendrá una segunda parte, ya que la UEFA tiene la intención de permitir el público en los estadios en aquellos países que lo autoricen, aunque haya otros que no lo permitan. Esto quiere decir que, salvo que se planten los grandes de Europa que puedan estar afectados, como los clubes italianos o españoles, podría haber eliminatorias en las que el factor público interviniera en un campo y no en otro, lo que sin duda esos equipos en desventaja denunciarán como alteración de la competición.