LEGANÉS

Martí ya ha usado 25 jugadores y 21 han sido titulares alguna vez

Solo Pardo, Palencia, Santos y Bustinza han jugado sin ser titulares en ningún duelo. Rubén Pérez, Tarín y Sabin, los únicos pepineros que han repetido de inicio en todos los partidos.

Martí ya ha usado 25 jugadores y 21 han sido titulares alguna vez
PEPE ANDRES DIARIO AS

Es el Leganés de José Luis Martí un equipo sobrepoblado. De plantilla exagerada. El propio técnico mallorquín admite que más de lo normal. Que gestionar 29 jugadores (más dos canteranos, Lombo y Rubio) resulta difícil, pero que es lo que toca en medio de una pandemia que pude provocar, en el momento menos oportuno, bajas masivas. Véase el Fuenlabrada. O en la lejanía, el Nápoles. Asunto complejo que, sin embargo, el propio Martí está solventando con una fórmula simple: las rotaciones masivas.

En las cuatro primeras jornadas del campeonato Martí ya ha utilizado a 25 jugadores de su plantilla actual. La nueva normativa de los cinco cambios ayuda a que puedan jugar más hombres de los habituales. De hecho, sólo hay un jugador que no haya podido entrar aún en ninguna lista. Es el hispano-suizo Kevin Bua. Con todo, hay un matiz importante a estos datos. De esos 25 futbolistas, 21 ya han ejercido de titulares.

Los cuatro pepineros que sí han jugado, pero aún no de inicio han sido Santos, Bustinza, Pardo y Palencia. Estos dos últimos, porque apenas llevan unos días en Leganés y Bustinza, por lesión. En el lado opuesto, sólo tres jugadores han repetido en todas las alineaciones. Son Tarín, Rubén Pérez y Sabin Merino. Ellos ejercen, por ahora, como los intocables de este nuevo Lega.

En busca de un once

La casuística de tanta centrifugación en la pizarra es diversa. Influyen las lesiones, como las de Cuéllar, Bustinza o Silva, que han dado oportunidades a otros jugadores de ocupar sus puestos, en condiciones normales blindados para que sólo ellos los ocupasen. También la táctica ha influido, con rotaciones llamativas por decisiones técnica, como los cuatro delanteros utilizados frente al Cartagena o el 4-3-3 expuesto frente al Castellón.

Con todo y con eso, la realidad invita a pensar que Martí aún está buscando su base y un once que pueda ser relativamente estable. Sin apenas pretemporada, con menos preparación que otras temporadas y mucha cara nueva arribada en los últimos días de mercado, el entrenador del Leganés necesita aún ‘experimentar’ con el curso en juego.

No es Martí ni el primer, ni el último entrenador de la categoría que admite estar viviendo una pretemporada con puntos en juego. Su caso, no es infrecuente, pero sí llamativo por la alta rotación de un plantel sobrepoblado ante la nueva realidad.