RACING

Rozada tiene dos partidos de sanción y le suplirá Dorronsoro

El asturiano arrastra el castigo de una expulsión con el Oviedo y el preparador de porteros es su mano derecha y ya fue segundo Lolo Herrera en el Trope

Rozada tiene dos partidos de sanción y le suplirá Dorronsoro
Nacho Cubero DIARIO AS

A buen seguro que Javi Rozada echa de menos aquellos años en los que la renovación de mandato en la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol llevaba aparejada una amnistía para aquellos deportistas, jugadores y técnicos, que arrastraban sanciones. Este verano Luis Rubiales ha ganado, sin bajarse del autobús, cuatro años más en Las Rozas pero no ha habido perdón para los sancionados. Uno de ellos el entrenador del Racing, que no se podrá sentar en el banquillo en los dos primeros partidos de Liga, frente al Portugalete y al Bilbao Athletic en Lezama.

A Rozada le expulsaron el 9 de febrero en Vallecas por, según el árbitro, 'entrar dentro del terreno de juego, protestando de forma ostensible y con los brazos en alto' y fue sancionado con tres partidos. Solo pudo cumplir uno porque a la semana siguiente fue destituido como primer entrenador del Real Oviedo. Le quedan por tanto dos encuentros de sanción que deberá cumplir ahora con el Racing.

El que le va a sustituir en esos dos partidos, dirigiendo desde la banda, va a ser Pedro Dorronsoro, el preparador de porteros, que se ha convertido de facto en el segundo entrenador de Javi Rozada. Así, por ejemplo, el ovetense le cedido al de Torrelavega la preparación de todas las acciones de estrategia defensiva, una auténtica pasión para Dorronsoro, antiguo portero con una gran carrera en Segunda B, que se ha convertido en un auténtico especialista en ese campo. El pasado sábado, frente al Alavés B, ya se pudo ver en el área técnica de El Sardinero salir en numerosas ocasiones a Dorronsoro, unas a hablar con el míster y otras, directamente, cuando tocaba defender una acción a balón parado, a aleccionar a sus tropas, mientras Rozada le dejaba hacer.

Aunque Cueli, el preparador físico, tiene el Nivel 3 de entrenador y Amorrortu pensó en principio en él como segundo de Rozada, él mismo prefirió centrarse en la preparación física, su especialidad. El carácter de Cueli, además, no tiene nada que ver con el de Dorronsoro, mucho más extrovertido. El exportero tiene también todo un año de experiencia en Segunda B como segundo entrenador. Fue en la temporada 14-15, cuando tras la salida de Chalana se convirtió en, además de preparador de porteros, el segundo de Lolo Herrera en el Tropezón.