LEGANÉS

Martí: “Nos pesa la desesperación por no hacer gol, falta pausa”

El entrenador del Leganés achaca a la falta de contundencia no haber sacado más de Castalia. "El gol de Omeruo podría haber cambiado el partido, pero ahora no podemos hacer nada"

0
Martí: “Nos pesa la desesperación por no hacer gol, falta pausa”
LaLiga LaLiga

José Luis Martí, entrenador del Leganés, lamentó la falta de contundencia de sus jugadores a la hora de ver puerta tras la derrota (2-0) en Castalia. El técnico mallorquín achaca la derrota más al desatino en momentos puntuales, que a falta de control o intensidad en los pepineros: "Al ver que no eramos capaces de marcar nos hemos desesperado y cometido errores tontos".

Sobre el gol anulado a Omeruo por haber (supuestamente) traspasado la línea de fondo en un saque de esquina, Martí se mostró contrariado, pero se mordió la lengua. "Claro que habría cambiado el partido, como el 1-0 nos lo ha cambiado a nosotros. ¿Si nos han dicho qué pasado? Nada... ninguna explicación. Ya sabéis que ahora no podemos hacer nada..."

¿Qué le ha parecido el gol anulado de Omeruo? ¿Le han dado alguna explicación?

Ninguna explicación del gol anulado. Ya sabéis que ahora no podemos hacer nada

Al equipo le ha faltado capacidad para dominar el encuentro e intensidad para generar ocasiones, ¿lo ve así?

La primera mitad ha sido… de fases. Hemos arrancado con mucha posesión, pero nos ha faltado generar balones al espacio. Todos los balones en la primera mitad eran todos los balones al pie. En la segunda parte lo hemos corregido, hemos generado ocasiones, pero el equipo, en ese sentido, no creo que haya tenido falta de intensidad, para nada. Nos ha faltado gol. Nos ha faltado acierto y contudencia. Nos llevamos un gol en la primera o segunda llegada del rival en una jugada desgraciada.

Quizá sea buena perder ahora que todo está por construirse… ¿Saca algo positivo?

Perder partidos no es una buena situación. Nunca. Ni ahora, ni al final, ni a mitad. Siempre es mal momento para perder. ¿Sacar algo positivo? La intención de no dar por perdido el partido hasta el final. La de generar ocasiones en la segunda parte bastante claras. El portero ha sido el mejor del equipo rival, ha hecho una muy buena actuación. Eso nos ha limitado.

¿Falta regularidad? ¿Por qué?

Es un poco de todo. Sobre todo, la desesperación nos pesa. Intentas hacer gol, pero no lo consigues y cometes errores. Te precipitas. En la primera parte eso no lo hemos tenido. Pero nos ha faltado espacio. En la segunda parte, en los primeros 20 minutos hemos generado 4-5 ocasiones, pero al no marcarlas, nos hemos desesperado un poco. Hemos perdido el balón y entonces no hemos creado ocasiones. Hay que tener pausa y calma. Los partidos duran mucho. Hay que estar hasta el final.

¿Qué valoración hace del equipo en este arranque de temporada?

Nosotros tenemos que seguir trabajando en el día a día. Estamos preparados para saber la igualdad que hay. Queda mucho por mejorar. Mucho por trabajar porque hay mucha gente nueva. Hay que seguir teniendo capacidad de mejora.

Avilés ha vuelto a revolucionar el partido…

No nos sorprende porque lo vemos en el día a día. Apenas ha podido hacer entrenamientos esta semana y no íbamos a arriesgar a una lesión sacándolo de inicio. Hay muchos cambios y teníamos opciones de darle juego.

¿Habría cambiado mucho si hubiera sido válido el gol de Omeruo?

Seguramente habrá cambiado el partido, claro. Cuando hemos recibido el gol del Castellón ha cambiado el partido, porque lo teníamos controlado, aunque sin hacer peligro en la posesión. Pero el partido estaba controlado. Hemos tenido dos ocasiones en contra, el gol, y otra más… pero por lo demás, poco … y cuando hemos encajado el gol, sí que hemos tenido dudas. Claro que de haber marcado el gol de Omeruo habría cambiado el partido.

¿Tiene presión el Leganés por que se le supone jugar bien además de ganar?

No me preocupa, sinceramente. A mí me da igual que vengamos de Primera o de dónde venga. Hay que salir a ganar. Sea cual sea el objetivo. Así lo hemos hecho. Hemos tenido más ocasiones que el rival, hemos tenido ocasiones claras. Nos ha faltado el acierto necesario para llevarnos el partido.