REAL MADRID

El Bernabéu, listo para la acción

La UEFA acaba de aprobar una ocupación del 30%, pero son las autoridades locales las que dan luz verde. "Estamos preparados si hace falta", dicen.

Primero fue el césped y luego el operativo necesario para que las gradas puedan albergar público. El Nuevo Bernabéu ya puede albergar partidos a pesar de que se sigue trabajando a destajo para intentar acortar los plazos de finalización de las obras de remodelación, que está previsto para el verano de 2022. Pero la gran novedad es que, coincidiendo con la postura de la UEFA que permite un 30% de aforo en los partidos de competición europea, el Real Madrid tiene todo preparado por si el Gobierno de España diera luz verde al acceso de los aficionados.

Después del éxito del partido piloto de la Supercopa de la UEFA disputado en Budapest el 24 de septiembre, la UEFA ha decidido permitir el retorno parcial (hasta un 30%) de los espectadores en los partidos UEFA (Champions, Europa League, Liga de Naciones, amistosos de selecciones y Youth League), empezando en los partidos de selecciones de la próxima semana. Pero para que eso suceda, el acceso del público debe ser aprobado por el Gobierno español. En el Real Madrid se espera que eso no suceda durante todo 2020. Menos aún en Madrid, donde la pandemia está golpeando duramente. Pero también reconocen con rotundidad que, en caso de que “mañana hubiera que dejar entrar a la afición, estamos preparados”.

Antes que el operativo necesario para el acceso de la gente, para el que se han habilitado algunas de las puertas de acceso al recinto y las bocanas que dan acceso a las gradas superiores (pues son las inferiores las que se han visto, hasta la fecha, más afectadas por las obras), el jardinero de la entidad, Paul Burges, ultimó el replantado del césped, que estaba terminado al cien por cien a primeros del mes de septiembre. De cualquier manera, la entidad blanca seguirá con su hoja de ruta, planteando que el primer equipo dispute todos sus partidos de casa en el Alfredo Di Stéfano, incluidos los de la Champions. Para que eso cambie tendrá que dar el visto bueno el CSD. Para el Madrid está suponiendo un gran ahorro en las obras no tener que montar y desmontar la maquinaria pesada entre partido y partido disputado en el Bernabéu.