LEGANÉS

Oficial: El Leganés ficha a Miguel y el Valladolid podría denunciar

Los madrileños han inscrito al delantero como jugador del filial sin permiso de los pucelanos. La RFEF da la razón al Lega y a Miguel, pero el Valladolid insiste.

El Leganés inscribe a Miguel y el Valladolid podría denunciar
PHOTOGENIC/JOSE C. CASTILLO DIARIO AS

El Leganés ha anunciado a última hora de la noche el fichaje de Miguel de la Fuente. Lo ha hecho poco tiempo después de haberlo inscrito a este ariete ex del Valladolid (21 años) como integrante de su filial. Llega cedido, pero sin el consentimiento de su equipo de origen, sino tras haber activado una cláusula que le permitía salir a préstamo bajo unas condiciones en la que unos y otros no se han puesto de acuerdo. Ha tenido que ser la RFEF la que desbloquee el fichaje. Y pese a ello este movimiento podría dar lugar a un litigio jurídico entre pepineros y blanquivioletas

El Valladolid ya prometió en su día en boca de Miguel Ángel Gómez, su director deportivo, que llevaría el caso “hasta donde den las leyes” por entender que la salida de Miguel del club sin permiso del Pucela es contraria a la ley. “Si entra el Leganés, ellos sabrán cómo deciden actuar y cuál es el grado de relación y amistad con nosotros. Nosotros hemos ido de cara cuando hemos estado interesados en jugadores suyos, como con José Arnáiz. Como institución, cada uno elige la imagen que quiere dar. Tal y como está todo, lo más normal parece que es acabar en los juzgados”, comentó Gomez en rueda de prensa el 1 de septiembre.

La cláusula de la discordia

El asunto es complejo y nace de una diferencia de interpretación en el contrato de este joven delantero (21 años) criado en la cantera blanquivioleta como una de sus mayores promesas. Según Miguel y sus asesores, una cláusula del documento le permitía salir a coste cero en calidad de cedido a cualquier equipo que igualara o mejorara su salario y le hiciera la oferta antes de finales de agosto. La fecha concreta no ha trascendido. Para ejecutar esta cláusula el futbolista debía haber jugado por debajo de un número de partidos con el primer equipo en la temporada 2019-2020, requisito que, según la versión del jugador, sí se habría producido.

En Valladolid, sin embargo, interpretan que Miguel no puede invocar esa cláusula y alegan como motivo fundamental este último punto, el de los partidos disputados. Para el club, la cláusula se refiere a partidos convocados o disponible, no a encuentros jugados. Así que Miguel sí habría superado la cifra fijada en el contrato y, por lo tanto, no podría marcharse invocando esta cláusula.

La RFEF dio la razón al jugador

Cuando supo de esta posibilidad, y tras estudiarla jurídicamente, el Leganés se puso del lado de la interpretación del futbolista y le remitió antes de finales de agosto una oferta que superaba su salario actual en Pucela, lo que activaba su adiós a coste cero. Miguel, recordemos, termina contrato el 30 de junio de 2021. Su marcha a Butarque supondría también su despedida definitiva al Valladolid.

Ante la negativa del Valladolid a dejarlo salir, los servicios jurídicos del futbolista y del Leganés pusieron el caso en conocimiento de LaLiga y la RFEF para que dilucidaran el caso. La primera dio la razón al Valladolid, pero la segunda se la ha dado a Miguel. Al ser la RFEF la encargada de tramitar las fichas, el Leganés y Miguel se habrían visto legitimados para considerar al ariete ya futbolista de pleno derecho de los pepineros. Ya sólo falta que el club anuncie el fichaje tras su inscripción con ficha del filial.

Miguel, 15º fichaje del Leganés, no llega a Butarque para reforzar al Leganés B, sino que competirá con el primer equipo. Su condición de sub-23 permite al Lega usar una ficha del filial para que juegue en Segunda sin gastar ninguna de las 25 fichas profesionales que permite LaLiga. Como sucede con Diego Conde, también inscrito con ficha del Leganés B, Miguel será considerado, a todos los efectos, jugador del primer equipo.

Cabe recordar que las relaciones entre el Leganés y el Valladolid atraviesan un momento tenso. A este caso hay que añadir la salida frustrada de Cuéllar al José Zorrilla pese a que llegó a un acuerdo con los pucelanos a espaldas del Leganés, la negativa del Leganés a vender a Arnáiz a los blanquivioletas o la negativa del Valladolid de dar la carta de libertad a Antoñito si era para fichar por los pepineros.