WEST HAM

Tres positivos del West Ham justo antes de un partido... ¡y se juega!

David Moyes, Issa Diop y Josh Cullen se enteraron de su contagio cuando preparaban en el estadio el duelo ante el Hull. Se marcharon y todo siguió con normalidad.

David Moyes, en un partido del West Ham.
IAN WALTON AFP

En el London Stadium se juega esta noche un partido de dieciseisavos de final de la EFL Cup, en unas condiciones inverosímiles. Poco antes de comenzar el encuentro, el West Ham supo los resultados de unos test que se habían realizado con anterioridad. Futbolistas y cuerpo técnico ya se encontraban en el estadio, por tanto, cuando conocieron los positivos del técnico David Moyes y de los futbolistas Issa Diop y Josh Cullen. Los contagiados abandonaron rápidamente las instalaciones para comenzar su cuarentena. 

El resto del equipo no se marchó y continuó preparando el partido con normalidad, sin ni siquiera retrasarse la celebración del encuentro. Los futbolistas que han contraído el virus, para colmo, eran parte del once inicial adelantado por David Moyes. Bajo esas circunstancias, sorprende la decisión de seguir adelante teniendo en cuenta que el contacto entre los enfermos y sus compañeros ha podido ser lo suficientemente estrecho como para haberse producido más contagios.

Por supuesto, la plantilla del West Ham se someterá a más pruebas para constatar que no padecen la enfermedad. Pero antes han tenido que disputar el encuentro, con riesgo evidente de agravar la situación en caso de más contagios. La Carabao Cup ya ha despertado polémica en Inglaterra por las pruebas. El Tottenham, para evitar males mayores, financió test a su rival, el Leyton Orient, que presentó varios positivos. El encuentro se ha aplazado, gracias a que el club entrenado por Mourinho tuvo tal gesto con su rival.