FEDERACIÓN

Rubiales pasa el rodillo y es reelegido presidente de la RFEF

Estará al frente de la Federación en los JJOO de Tokio, en la Euro 2020 y en el Mundial de Qatar de 2022. Recibió 95 votos a favor, diez en blanco y ninguno en contra. Un paseo militar.

Rubiales pasa el rodillo y es reelegido presidente de la RFEF
CARRUSAN DIARIO AS

Luis Rubiales ha sido reelegido este lunes como presidente de la Federación. Le votaron 95 asambleístas, prácticamente todos los que acudieron a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Recibió diez votos en blanco y ninguno en contra. Un rodillo. La que ahora comienza será la segunda etapa de Rubiales en la RFEF, tras suceder a Villar hace dos años después de la detención y procesamiento del anterior presidente. Con la reelección, Rubiales se garantiza, de momento y como mínimo, la presidencia de la Federación en los Juegos Olímpicos y la Eurocopa del próximo verano y del Mundial de Qatar, siempre con permiso de la pandemia.

La Asamblea fue un paseo militar para Rubiales, que contó con el apoyo de Irene Lozano, secretaria de Estado para el Deporte. "el fútbol es importante en nuestro país y tiene una gran responsabilidad social. Se acaban de cumplir diez años del triunfo en el Mundial de Sudáfrica, un éxito que unió al país. El fútbol es reputación para la marca España", dijo la secretaria de Estado. Su sola presencia en el acto y el hecho de que fuera ella la que abriera la Asamblea evidencia el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez a la Federación.

El presidente del COE, Alejandro Blanco, agradeció al final de la Asamblea "el liderazgo de Rubiales en un deporte como el fútbol, que es referente en el mundo". También los líderes de la FIFA y de la UEFA, Infantino y Ceferin, felicitaron a Rubiales con sendos mensajes grabados y un punto en común: "España es locomotora del fútbol mundial".

Los asambleístas que acudieron a la Asamblea, que se celebró de forma presencial en el salón Luis Aragonés de Las Rozas tuvieron que someterse a un estricto control sanitario en el que se incluyó el uso de mascarilla, el mantenimiento de la distancia interpersonal de dos metros, el control de la temperatura a la llegada o la limpieza de manos con gel desinfectante, además de la entrada y salida de los congresistas por turnos previamente establecidos.